Ilegales – Ilegales

 

Artista: Ilegales
Álbum: Ilegales 
Año de publicación: 1982
Sello: Hi-Fi Electrónica

  1. Tiempos nuevos, tiempos salvajes
  2. Delicuente habitual
  3. Yo soy quien espía los juegos de los niños
  4. Hombre solitario
  5. Problema sexual
  6. Me sueltan mañana
  7. Heil Hitler!
  8. ¡Hola mamoncete!
  9. No me acaricies el pelo
  10. La casa del misterio
  11. Caramelos podridos
  12. Tiempos nuevos, tiempos salvajes (reprise)

 

Ilegales es para mi una de las bandas más destacadas del rock en castellano. Quizá la nostalgia juega un papel importante, ya que, éste, fue el primer disco al que me enganché seriamente siendo aún un cagarruta.

De este, primer disco de estudio, salieron clasicazos que les acompañarían toda su trayectoria, Tiempos nuevos, tiempos salvajes, Yo soy quien espía los juegos de los niños, Hola mamoncete, Caramelos podridos o la tranquila, pero demoledora La casa del misterio.

Los Ilegales destacan por sus letras, su nula propensión al bienquedismo y ese lado poco políticamente correcto. En la contraportada de este álbum, aparece una carta de presentación, que reproduzco a continuación, y que define perfectamente el carácter de la banda:

«Maldita sea la ley, esto es lo grave. Me llamo Jorge Martínez, toco la guitarra en Ilegales, un grupo que funciona desde hace dos años. Antes estuve en otros grupos, pero todos se disolvieron de forma violenta. Como llegó el momento en que no me querían en ningún otro grupo, formé Ilegales con otros dos a los que habían expulsado de varios grupos por broncas y borrachos.

A Iñigo, el bajista, lo conocí durante una pelea en un club. Inmediatamente simpatizamos y le dí un puñetazo en las narices; el amablemente me pegó una patada en el bajo vientre que aunque no me cogió de lleno me trajo preocupado algunos días…

A David (el batería) lo encontré robando manzanas una noche que andaba borracho. Me dijo: «Mira macho, que cabestros», Miré y eran dos gordas matronas orinando. Casi nos meamos nosotros de la risa. Luego nos encontramos algunas veces por ahí bebiendo y todavía estaríamos arrancando señales de tráfico de no ser por la poli. El caso es que las cosas se liaron de tal manera que pronto estábamos tocando los tres por escenarios de la región.

Teníamos poco trabajo, fueron tiempos muy duros. No podíamos ganarnos la vida trabajando de acuerdo con la ley y nos convertimos en Ilegales. Lo nuestro es música peligrosa. Música hecha en el peligro.

Desesperados nos presentamos a un concurso y lo ganamos y grabamos nuestro primer disco, un LP compartido con otros grupos en el que figuraban tres canciones nuestras:»Europa ha muerto»,»La fiesta», «Princesa equivocada». Pasaron cortos, largos, alcohólicos los días. Actuamos en escenarios conflictivos. Una vez quincemil espectadores intentaron matarnos porque nos metíamos con los hippies y decíamos Heil Hitler!, fue muy divertido y sobre todo muy arriesgado. A partir de ese momento las cosas fueron saliendo menos peor. Teníamos mas publico. Discos Arrebato nos ofreció grabar un single.

Aceptamos, las canciones fueron:»Revuelta juvenil en Mongolia», y «La pasta en la mano». Seguimos tocando canciones desesperadas, música terrorista, gritando chorradas: «Ilegales, el Rock te destrozará los intestinos». No vamos a rendirnos nunca, no engañamos al publico haciéndole la pelota. Hay que acabar con los pelotas de mierda. Ahora queremos ser millonarios para olvidarnos de los amigos..»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.