Genesis P. Orridge en La Edad de Oro: la catarsis y los cataplines

“Prefieren estar borrachos a que se les trate como si fueran niños.
 Así que hemos decidido que a las personas de la calle, el hombre normal y corriente, es inteligente y quiere conocer la verdad.
 Y nuestro convecimiento es que la verdad sobrevivirá en la historia.”

Se dan ciertas singularidades a lo largo de la historia en que distintos factores se cruzan dando situaciones de lo más curiosas, La Edad de Oro, el programa de Paloma Chamorro en  la televisión pública, era un buen caldo de cultivo para este tipo de acontecimientos.

Es triste y da rabia saber, que hoy en día resulta impensable un espacio así en la televisión, pero en aquellos años, de plena explosión, de rabia juvenil,  parecíamos más inmunes a la polémica, ¿qué ha pasado con esa generación que vivió aquello, o la que se educó en ese ambiente para caer ahora en la ñoñería y abnegación en la que estamos sumergidos?

Un plató sin decorado, ocupado por un público acomodado de forma irregular, hablando y charlando entre sí, en ocasiones ajenos a la acción. El humo del tabaco, y de lo que no era tabaco, las charlas de bar… era el ambiente ideal para dar cobijo a una peculiar cultura que zozobraba peligrosamente sobre una línea de polémica, elogios y animadversión.

El 16 de Octubre de 1984, el protagonista es Genesis P-Orridge, de la banda Psychic Tv, un grupo involucrado de lleno en la movida de Manchester.  Una mezcla desvirtuada de punk, sadismo y música electrónica.  Tras esa actuación sería procesada la presentadora Paloma Chamorro por ofensas a la religión católica. Todo por un crucifijo rematado con la cabeza de un cerdo.

Incontables las excentricidades del vídeo, un barbudo que añora la seguridad del plató de radio, unos cataplines estrujados en pos de la catarsis, una niña se cuela en medio de la entrevista mientras hablan de sexo, la permanente de la presentadora que mantiene la compostura mientras Génesis invade su espacio vital con mirada de lunático. Dentro de todo esto, se esconde un discurso muy interesante, inapreciable para aquellos que se dejan llevar por la provocación que hay en la superficie. 

Genesis además, es un personaje jugoso, del que tendremos que hablar aquí tarde o temprano, no solo por sus extraños gustos por el chamanismo o los asesinos en serie.. Genesis se convirtió en el pupilo de William S. Burroughs al que conocería en 1971, logrando del escritor una fuerte influencia y las siguientes palabras acerca de Psychic TV “el trabajo más importante con la comunicación que yo sepa del medio popular”

La edad de Oro online en el archivo de RTVE

Entradas Relacionadas:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.