Bandas Alienígenas: Les Rallizes Dénudés

Los japoneses Les Rallizes Dénudés son una auténtica rareza, forjando una trayectoria que va desde 1967 (creados en la universidad de Kyoto, en base a un grupo de teatro que se remonta a 1962) hasta 1996, año de su disolución, no publicando oficialmente ningún disco ni single, y conociéndose bastante poco acerca del cerebro detrás de todo ello, Takashi Mizutani. La banda, cuyo único componente fijo fue el propio Mizutani, ha practicado siempre el rock psicodélico y experimental, en su vertiente noise rock fundamentalmente. Su mayor influencia posiblemente sea el White Light/White Heat, segundo LP de The Velvet Underground, de 1967.

Siendo un grupo ya de por sí extraño en su propuesta musical inicial, todo se volvió más extraño, y sobretodo misterioso, a raíz de un suceso que ocurrió en 1970. En aquellos años existía en japón un movimiento contestatario denominado Ejército Rojo japonés, que realizaron diversas acciones de protesta política. En 1970 varios de estos activistas, entre los cuales se encontraba el bajista de la banda, Moriaki Wakabayashi, participaron en el secuestro del vuelo 351 de las Aerolíneas Japonesas, armados con espadas samurais y granadas de mano. Finalmente los 129 rehenes fueron liberados y los secuestradores pidieron asilo en Corea del Norte. Se presupone que Wakabayashi aún vive allí. Desde ese momento, Mizutani mantuvo un perfil gris y hermético, no concediendo nunca ninguna entrevista, parapetado siempre tras sus gafas de sol oscuras. Una figura extremadamente delgada, habitualmente vestido de negro.

Como ocurre con otros nombres que he mencionado o que mencionaré en esta sección, Les Rallizes se aprecian mejor con una escucha pasiva, explorando sus posibilidades para el “trance”. Sus actuaciones suelen consistir en largas piezas con una base rítmica lánguida, pero repetitiva y pegadiza, sobre la cual se desarrolla la guitarra de Mizutani. No es una música fácil de escuchar, ya que si bien las estructuras de las canciones son fáciles de asimilar y de seguir, la guitarra de Mizutani se encarga de hacer trizas todo a su alrededor. Auténtico terrorismo sónico que, no obstante, es el encanto de Les Rallizes Dénudés. En definitiva, se trata de ruidismo puro y duro que juega con el volumen y con la abrasión producida por pedales de guitarra, retroalimentación, reverberancia y luces estroboscópicas. Música para la mente. Retorcida mente a poder ser.

Como hemos dicho anteriormente, el grupo no cuenta con discos oficiales, y todo lo que podemos escuchar de ellos se reduce a “bootlegs” (discos pirata), mayoritariamente en directo, siendo muy pocas las veces que el grupo entró a un estudio de grabación propiamente dicho, y ninguna las veces que ello derivó en una obra terminada. Dentro del extenso y complejo catálogo de bootlegs de la banda, muchas veces en japonés, lo cual hace bastante difícil obtener datos precisos de músicos, fechas y localizaciones, destacan algunos títulos que de forma recurrente son recomendados para tratar de condensar una “no-discografía” muy particular. Os recomendamos ahora alguno de ellos. Tened en cuenta que al ser fundamentalmente grabaciones pirata, los títulos y portadas no son obra de la banda.

  • Heavier Than A Death In The Family: actuación en vivo de 1977 con la inclusión de algún tema de 1973. Posiblemente es el conjunto de canciones idóneo para empezar con la banda, si bien no es lo más accesible.

  • Yodo-Go-A-Go-Go: contiene la primera grabación conocida de la banda (y una de las poquísimas grabaciones en estudio que realizaron), un tema en la vena Heavy Psych de 1967. Además, se incluyen otras grabaciones en vivo como la fantástica “Flames Of Ice”.

  • Blind Baby Has Its Mother Eyes: únicamente 3 canciones en vivo de larga duración, que por momentos se aproximan al Krautrock a través de efectos de guitarra y feedback que resuenan como llamaradas de una tormenta solar.

  • Cable Hogue Soundtrack: serie de canciones supuestamente preparadas por el propio Mizutani para servir de acompañamiento al documental que Ethan Mousiké realizó sobre Les Rallizes Dénudés. El documental en sí está disponible en YouTube y consiste en una recopilación de vídeos en directo del grupo. Grabaciones amateur, y sin ningún tipo de narración ni información aportada. Un documento crudo y distante, a la altura del sonido del conjunto. Entre los temas de Cable Hogue Soundtrack se incluye la preciosísima White Awakening, un medio tiempo relajado, que rompe los esquemas habituales de la formación, recurriendo al perenne reverb y eco aplicado en la voz de Mizutani, pero incorporando una guitarra principal que toca una delicada melodía muy al estilo de la Velvet Underground. Es una de estas canciones que demuestran que los músicos de la banda saben tocar, y que la experimentación que desarrollan en el resto de su obra es consciente, y no un subterfugio pretencioso para músicos sin talento.

  • Double Heads: durante un corto periodo de tiempo entre 1980 y 1981, Fujio Yamaguchi pasó a formar parte de la banda como segundo guitarrista. Los 6 discos de esta recopilación recogen varias de las grabaciones existentes con esta formación. La guitarra de Fujio Yamaguchi hace el doble juego de, por un lado, incrementar la amalgama noise propuesta por Mizutani, y por otro, deslizar aquí y allá algún punteo que se acerca al uso convencional de la escala pentatónica, haciendo un poco más digerible la experiencia.

  • Mizutani: Recopilación de grabaciones de estudio fundamentalmente, bastante más accesibles que otros títulos del catálogo del grupo. La primera canción es una muy buena muestra del lado más emocional de la música de Takashi Mizutani.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *