Who will save rock´n roll

 
  
 «Como en los tiempos mozos lo hemos logrado de nuevo. Salir indemnes de los acontecimientos. Siempre preparados, con la mejor actitud y presencia. Hermanados para lo que va a ser una larga travesía hacia el buenrollismo. O vamos demasiado puestos o de verdad pensamos que el r’n’r nos va a salvar, con ese halo de romanticismo y creatividad, aderezado por estados anfetamínicos que nos envuelven en una burbuja distorsionada, la cual es imposible abandonar.»

 

« Llevo dos semanas en modo hippy. No paran de sonar sonidos de los ochenta, no paras de experimentar y nuevos sonidos acuden a tu cabeza y vuelta a empezar. Si no me estoy volviendo loco poco me queda. Si basta con que alguien como euskazurro nos reúna para crecer como personas,el r’n’r no puede estar equivocado y podemos dar riendas a nuestra locura y compartirla con otros locos y asi propagarla. Si alguna vez despierto de este sueño,espero dormirme otra vez de nuevo

Cock Sparrer – Guilty as Charged

Artista: Cock Sparrer Álbum: Guilty as Charged
Año de publicación: 1994 Sello: Bitzcore

Escucha el disco. Click Aquí.

1. Get a Rope
2. Because You’re Young
3. Bird Trouble
4. Don’t Blame Us
5. Roads to Freedom
6. Last Train to Dagenham
7. I Fit Central Heating (Working Pt. 2)
8. Strip
9. Crack in the Mirror
10. We Know How to Live
11. Tough Guys

No es el Shock Troops, ni contiene los temas más emblemáticos, como Where are they now, Riot Squad o England Belongs to me, pero al Guilty as Charged le tengo cierto cariño, aunque bien podría ser todo lo contrario, pues estuve sin música durante dos meses (perdí mi tocadiscos, tampoco tenía internet), y lo único que había en el disco duro del portátil era este álbum y el If I Should from Grace with God de los Pogues, ante tal contratiempo me vi en la necesidad de racionar estrategicamente las dosis, para cocinar y limpiar, The Pogues, para el resto del tiempo, Cock Sparrer. Lejos de colapsar mentalmente, desarrollé algún tipo de sociopatía en la que llegaba a extrañar estos dos discos cuando salía de mi casa e incluso llegué a pedir en algún garito que me pinchasen sus temas. Síntomas claros de un peculiar Síndrome de Estocolmo .

El caso es que en momentos de adversidad se agudiza el ingenio, o puede que la condescendencia, y  Guilty as Charged empezó a despertar mi interés y admiración. En sus letras y en su actitud se reproduce esa atmósfera presente en los libros de Irvine Welsh y también esa evolución que viven sus personajes al madurar en una época hostil a su forma de vida. Esto se percibe en los personajes de Trainspotting al pasar a la segunda parte, Porno y la percibimos en las canciones de Cock Sparrer. Los noventa no eran buenos años para el punk, la aparición de nuevas culturas y sonidos precipitaban la marginación y la decadencia.

Dentro de sus márgenes, Cock Sparrer, han sabido perpetuar su fórmula, una suerte de punk melódico donde la melodía, apoyada por coros y voces, mantiene un papel principal y característico. Vamos, su prudencia a la hora de lanzar material nuevo está justificada. Siempre cumplen.

Bandas Alienígenas: The Collins Kids

Oklahoma vió nacer a los hermanos Collins en los primeros años de la década de los 40. Lawrencine May Collins, “Lorrie”, lo haría el 7 de Mayo de 1942, y su hermano pequeño Lawrence Albert Collins, “Larry”, el 4 de Octubre de 1944. Ambos vivieron sus primeros años en los alrededores de Tulsa junto a sus padres, granjero él y cantante y mandolinista amateur ella. Posiblemente fue la afición de su madre a la música la que ayudó a que fundamentalmente Lorrie, ya desde pequeña desarrollara un talento especial para la música y la actuación.

Para 1953 la familia se mudó a California para intentar potenciar la carrera de Lorrie que ya había ganado algún certamen local previamente. En ese momento, aún con 9 años, Larry no había tenido demasiado margen para mostrar de lo que era capaz. Esto ocurriría por poco tiempo, ya que rápido empezaría a sacar chispas a la guitarra que le habían comprado apenas un año antes. Alcanzaron el punto en el que vieron que podían conformar un dúo musical y algún tiempo después participaron en un concurso organizado por el aclamado Town Hall Party. Al día siguiente, ya fueron contratados para actuar en televisión.

Lee más

Vanilla Muffins – The Drug is Football

Artista: Vanilla Muffins Álbum: The Drug is Football
Año de publicación: 2003 Sello: Sexmachines Records

Escucha el disco. Click Aquí.

01. Brigade Loco
02. The Pride Of The North I
03. The Gang From Kannenfeldpark
04. All Roads Lead To Rome
05. 3 Comrades
06. Want Some Gas, That’s All!
07. The Mob From Kannenfeldpark
08. Viva El Fulham
09. You’re Just Ugly
10. No Punkrock In My Car
11. The Drug Is Football
12. Mexican Radio
13. The One And Only
14. The Pride Of The North II
15. Streetrock Rules The World

“We live in one ghetto, we get deadly bored, but our drug is football”

(Vivimos en un gueto, muertos de aburrimiento, pero nuestra droga es el fútbol)

El Sugar Oi! vino del país del chocolate, no podía ser de otra manera, un streetpunk azucarado y edulcorado de himnos futboleros. Vanilla Muffins no encontraron mejor etiqueta para su estilo. Dicen que si los Ramones hubiesen sido hooligans, sonarían como esta banda. Ahora imagínate a Joey repartiendo palos y lanzando sillas en plan Headhunter.  Sería más acertado compararlos con Cock Sparrer.

The Drug is Football, es el tercer disco del grupo, el único larga duración en cuyo título no se hace referencia al Sugar Oi!. Se trata de un homenaje a los vicios que les acompañan desde su tierna juventud: idilios veraniegos, cerveza, punkrock y fútbol. Si buscas algo más en este disco, prueba a ver si poniéndolo al revés cambia el asunto, pero me apuesto algo a que en reverse suena el himno del FC Basel.

El caso es que se trata del álbum más emblemático de la banda, canciones coreables que provocan exaltación de la amistad y una inusitada tendencia a brindar y a abrazarse con desconocidos. Se que esto último puede sonar raro, pero hay que vivirlo para entenderlo.

Las quince canciones que componen el disco (aunque se repite The Pride Of The North para encumbrar a dos jugadores distintos) tiran de riffs simples pero efectistas, melodías que despiertan el instinto a levantar los brazos, gritar y hacer el algarrobo. Míticos esos comienzos de Brigade Loco (dedicada a las fiestas que nos pegamos en España) o en Viva el Fulham (que trata de lo peligroso que es juntarse con una española para aprender inglés, nos tienen calados). Grande The one and only, tema dedicado al FC Basel, tras aquel paseo que se dio el equipo suizo por la Champions League en la temporada 2002/03 meándose en la Juventus, Celtic, Deportivo de la Coruña… y quedándose a un paso de cuartos de final. Peculiar, la versión que se marcan de Mexican Radio, de los Wall of Voodoo.

Sumérgete en un erasmus eterno, recemos a Dioniso . Up the Sugar Oi!

Componentes: Colin (voz y guitarra); Eddie Jr (batería); Per (bajo)

Bandas Alienígenas: Nina Hagen

Los años 80 son una década tremendamente especial en lo que a la música se refiere. El desarrollo de los géneros más extremos del metal (thrash, black y death) y del punk (hardcore, grindcore) vivió, sin ninguna duda, su época dorada en dicho decenio. A su vez, suponen unos años casi malditos para un sin fin de bandas y artistas surgidos en los 60s y 70s, que cayeron muchas veces en producciones que cuanto menos han envejecido mal. Lo orgánico daba paso a lo sintético.

Que duda cabe de que existen honrosas excepciones y, confesémoslo, algo de ese “cutrerío” ochentero tenía su encanto, ya fuera en el metal, en el rock o, por qué no, en el pop. Hoy os traemos a una artista que supo moverse como nadie en ese universo de plástico, fosforito y spray. Mezcló genialmente, y ese fue su mayor valor, el DIY del punk con el virtuosismo de su voz, y la estética hortera con una capacidad al alcance de muy pocos.

Lee más