Diez canciones de amor II

El punk es amor sentenciaba la pintada de un muro en un solar abandonado. La maleza dejaba ver en el centro un colchón con los muelles rotos y con pinta de haber servido de altar para hacer honores a la pintada. ¡Qué jodido! Esa imagen vuelve cada San Valentín de forma recurrente. Por ello no podemos dejarlo pasar sin hacer nuestra lista de canciones amorosas. ¡Viva!

Stiff Little Fingers – Barbed Wired Love

En plena sintonía con el paisaje descrito en la introducción, está esta canción de los de Belfast. En tierra de nadie, amor de alambrada, amor en tiempos de guerra.

The Movement – Saving All My Kisses

Aunque son conocidos más por su lado político, su vertiente powerpop no podía renunciar al pasteleo. Rencuentros, besos, en este tema que aparece en su álbum publicado en 2012 Fools Like You.

Dictators – Stay With Me

Quizá sea la mejor canción de los Dictators. Aunque la letra no pase por un poema de Becquer la contundencia y la socarronería macarra de Manitoba hacen que tenga algo especial. Si bien no es una canción de amor, más bien de una ruptura pero forma parte del juego ¿no?

Bad Manners – Skinhead Love Affair

No creo que exista nada más asqueroso que la expresión «tuvimos un affair» para referirse a un rollo, bueno si, lo de «tuvimos una aventura» que se decía en las series noventeras, como si estuviesen en una peli de piratas o algo. El caso es que aun con esas, los Bad Manners siempre te ponen de buen humor.

Futuro Terror – Urgentes

Una sobredosis de melancolía empaquetada en esta gran canción. Más coreable imposible.

Cute Lepers – Fall to pieces

Punkrock, powerpop… sea lo que sea The Cuter Lepers lo tenían, esa vuelta que daban al sonido de los Jam lo petaba. Nunca me perdonaré habérmelos perdido por andar chiflando en un taburdio.

Discipulos de Dionisos – Labios Misteriosos

Entre homenajes a actores y actrices al porno, filias, parafilias y odas a objetos sexuales,  los discipulos también tienen sus momentos amorosos, aquí narran las secuelas de una noche loca, la memoría intenta abrirse paso entre la confusión.

Berlin 80 – Ahora o nunca

La banda de Silvia tras la disolución de Ultimo Resorte. Con un sonido más punkrockero que la formación ochentera. Aunque pasaron bastante desapercibidos dejaron grandes temas, como este.

Blondie – Hanging on the telephone

Esta canción es reflejo de los tiempos. Hoy no tendría sentido, habría que cambiarla por algo así como esperando por el doble check. Aunque originalmente es de los Nerves siempre me ha gustado más la versión de Blondie. Pos Ale.

Rendez Vous – Donna

Amor químico y ochentero en la rave. Muy apropiado para los tiempos millenials que vivimos. Y todo ello a riesgo de ser acusados de afrancesados.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.