¿Cómo veían el punk los medios de comunicación españoles hace 40 años?

Estamos en el año 1978, Franco ha muerto y España construye su “modélica” transición. Todo está cambiando a marchas forzadas. Aún en este contexto, no deja de resultar extraño que el entonces canal único de TVE dedicase un reportaje íntegro al movimiento punk, que eclosionaba en ese mismo momento en Inglaterra (donde estaba a punto de subir Margaret Tatcher al poder).

El programa se llama Dossier y no tiene desperdicio ninguno. Un reportero barbudo se dedica en un inglés endémico a interrogar sobre el movimiento punk y su leitmotiv a todos los personajes de estética extraña que se encuentra por la calle. De paso, asisten a un concierto y al carnaval de Notting Hill. Al mismo tiempo, invitados culturetas como el escritor cubano Cabrera Infante opinan sobre lo que se esconde detrás de un movimiento tan radical.

El experimento arroja desiguales resultados, sin embargo es indudable que con el tiempo ha adquirido un ingente interés comprobar los prejuicios existentes en la época, los debates internos que aún hoy se mantienen y observar la fauna que se adscribió al movimiento desde sus orígenes.

Las personas entrevistadas tratan sin complejos la comercialización del punk, la sexualidad y el posible carácter obrero y marginal del movimiento y contraatacan las acusaciones sensacionalistas de la época. Hablamos de que el punk apenas lleva un año en circulación y ya se le acusa de “mercantilizado”.

Las intervenciones de lujo llegan a cargo de un punk catalán bastante perdido por Londres (a mi me parece gallego) y de otra chica de origen andaluz que presentan como Paloma. Esta invitada maneja una especial pedrada. Pero que no nos engañen las apariencias, acabaría posteriormente tocando con Sid Vicious, fundando las Slits y las Raincoats; e inspirando una canción de su ex Joe Strummer. Posiblemente estamos ante la persona “española” que más en el meollo estuvo en esto del punk (inglés y en general).

Paradójicamente, o por eso mismo, no sorprende que  tras irse a EEUU se volviese una cristiana extremista e incluso haya protagonizado su propio episodio de “Españoles por el mundo”, pero esa es otra historia.

Entradas Relacionadas:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.