Link Wray – Link Wray & The Wraymen

Artista: Link Wray and the Wraymen Álbum: Link Wray and the Wraymen
Año de publicación: 1960 Sello: Epic

Escucha el disco. Click Aquí.

1.Caroline
2. Slinky
3. Right Turn
4. Rendezvous
5. Dixie-Doodle
6. Ramble
7. Hand Clapper
8. Raw-Hide
9. Lillian
10. Radar
11. Comanche
12. Studio Blues

Un Shawnee maltratando una guitarra. Imponiendo una cruda y visceral forma de entender el rock and roll producto de un carácter forjado en la pesadilla americana.
Creció en el seno de una familia pobre de nativos americanos cuyo cabeza de familia se había quedado turulato luchando en las trincheras de la I Guerra Mundial. Arrastrándose en una miserable vida de noches a la intemperie, mendicidad, explotación y para colmo, persecución por parte del Ku Klux Klan. El mismo decía en una entrevista:

Elvis de joven fue pobre pero blanco.  Yo además de pobre era Shawnee.

El Estado solo se acordó de él en la llamada a filas para participar en la Guerra de Corea, allí contrajo una tuberculosis que le haría perder parte de un pulmón. Los médicos le dijeron que se olvidase de cantar. Cuando regresó, relegó la voz en sus composiciones y se centró en el sonido de la guitarra. Encontaría en la distorsión un sólido refugio.  Todo el dramatismo de su vida saldría a chorros a través de un sonido descarnado, potente y atrevido. Salvaje para la época. Junto a sus hermanos, en The RayMen, saboteaba los cimientos de un rock and roll domesticado.

Rumble abrió la caja de los truenos. Un sonido cuya saturación parecía tocar el lado oscuro del alma. La llamada a la revuelta. Cundió la alarma entre los sectores rancios de la sociedad americana y en muchas radios la canción fue vetada por entender que incitaba a la delincuencia juvenil. Esta publicidad, como no podía ser de otra manera, provocó que el single entrase directamente en la lista de los más vendidos de Estados Unidos.

Link Wray apostaba por un estilo hosco, sin florituras pero con actitud y contundencia. Sus sellos siempre intentaron purificar su sonido, nunca lo consiguieron, les mandaba a hacer puñetas. Ahí estaba, el hombre salvaje, tupé, gafas oscuras, chupa de cuero y siempre irreverente en las entrevistas. Fiel reflejo de su música.

 

53rd & 3rd

La canción 53rd & 3rd habla por sí misma. Todo lo que escribo es autobiográfico, y muy real. No sé escribir de ninguna otra forma

Dee Dee Ramone

53rd & 3rd es una canción terrorífica. Es sobre un chico que intenta ligar tíos en la esquina de la 53 con la Tercera, pero nadie lo recoge. Y cuando al final lo hacen, el chico mata al tipo para demostrar que no es marica

Legs McNeil.

Ramones – 53 & 3rd

If you think you can, well come on man
I was a Green Beret in Viet Nam
No more of your fairy stories
‘Cause I got my other worries

53rd and 3rd
Standing on the street
53rd and 3rd
I’m tryin’ to turn a trick

53rd and 3rd
You’re the one they never pick
53rd and 3rd
Don’t it make you feel sick?

Then I took out my razor blade
Then I did what God forbade
Now the cops are after me
But I proved that I’m no sissy

Cock Sparrer – Guilty as Charged

Artista: Cock Sparrer Álbum: Guilty as Charged
Año de publicación: 1994 Sello: Bitzcore

Escucha el disco. Click Aquí.

1. Get a Rope
2. Because You’re Young
3. Bird Trouble
4. Don’t Blame Us
5. Roads to Freedom
6. Last Train to Dagenham
7. I Fit Central Heating (Working Pt. 2)
8. Strip
9. Crack in the Mirror
10. We Know How to Live
11. Tough Guys

No es el Shock Troops, ni contiene los temas más emblemáticos, como Where are they now, Riot Squad o England Belongs to me, pero al Guilty as Charged le tengo cierto cariño, aunque bien podría ser todo lo contrario, pues estuve sin música durante dos meses (perdí mi tocadiscos, tampoco tenía internet), y lo único que había en el disco duro del portátil era este álbum y el If I Should from Grace with God de los Pogues, ante tal contratiempo me vi en la necesidad de racionar estrategicamente las dosis, para cocinar y limpiar, The Pogues, para el resto del tiempo, Cock Sparrer. Lejos de colapsar mentalmente, desarrollé algún tipo de sociopatía en la que llegaba a extrañar estos dos discos cuando salía de mi casa e incluso llegué a pedir en algún garito que me pinchasen sus temas. Síntomas claros de un peculiar Síndrome de Estocolmo .

El caso es que en momentos de adversidad se agudiza el ingenio, o puede que la condescendencia, y  Guilty as Charged empezó a despertar mi interés y admiración. En sus letras y en su actitud se reproduce esa atmósfera presente en los libros de Irvine Welsh y también esa evolución que viven sus personajes al madurar en una época hostil a su forma de vida. Esto se percibe en los personajes de Trainspotting al pasar a la segunda parte, Porno y la percibimos en las canciones de Cock Sparrer. Los noventa no eran buenos años para el punk, la aparición de nuevas culturas y sonidos precipitaban la marginación y la decadencia.

Dentro de sus márgenes, Cock Sparrer, han sabido perpetuar su fórmula, una suerte de punk melódico donde la melodía, apoyada por coros y voces, mantiene un papel principal y característico. Vamos, su prudencia a la hora de lanzar material nuevo está justificada. Siempre cumplen.

Vanilla Muffins – The Drug is Football

Artista: Vanilla Muffins Álbum: The Drug is Football
Año de publicación: 2003 Sello: Sexmachines Records

Escucha el disco. Click Aquí.

01. Brigade Loco
02. The Pride Of The North I
03. The Gang From Kannenfeldpark
04. All Roads Lead To Rome
05. 3 Comrades
06. Want Some Gas, That’s All!
07. The Mob From Kannenfeldpark
08. Viva El Fulham
09. You’re Just Ugly
10. No Punkrock In My Car
11. The Drug Is Football
12. Mexican Radio
13. The One And Only
14. The Pride Of The North II
15. Streetrock Rules The World

“We live in one ghetto, we get deadly bored, but our drug is football”

(Vivimos en un gueto, muertos de aburrimiento, pero nuestra droga es el fútbol)

El Sugar Oi! vino del país del chocolate, no podía ser de otra manera, un streetpunk azucarado y edulcorado de himnos futboleros. Vanilla Muffins no encontraron mejor etiqueta para su estilo. Dicen que si los Ramones hubiesen sido hooligans, sonarían como esta banda. Ahora imagínate a Joey repartiendo palos y lanzando sillas en plan Headhunter.  Sería más acertado compararlos con Cock Sparrer.

The Drug is Football, es el tercer disco del grupo, el único larga duración en cuyo título no se hace referencia al Sugar Oi!. Se trata de un homenaje a los vicios que les acompañan desde su tierna juventud: idilios veraniegos, cerveza, punkrock y fútbol. Si buscas algo más en este disco, prueba a ver si poniéndolo al revés cambia el asunto, pero me apuesto algo a que en reverse suena el himno del FC Basel.

El caso es que se trata del álbum más emblemático de la banda, canciones coreables que provocan exaltación de la amistad y una inusitada tendencia a brindar y a abrazarse con desconocidos. Se que esto último puede sonar raro, pero hay que vivirlo para entenderlo.

Las quince canciones que componen el disco (aunque se repite The Pride Of The North para encumbrar a dos jugadores distintos) tiran de riffs simples pero efectistas, melodías que despiertan el instinto a levantar los brazos, gritar y hacer el algarrobo. Míticos esos comienzos de Brigade Loco (dedicada a las fiestas que nos pegamos en España) o en Viva el Fulham (que trata de lo peligroso que es juntarse con una española para aprender inglés, nos tienen calados). Grande The one and only, tema dedicado al FC Basel, tras aquel paseo que se dio el equipo suizo por la Champions League en la temporada 2002/03 meándose en la Juventus, Celtic, Deportivo de la Coruña… y quedándose a un paso de cuartos de final. Peculiar, la versión que se marcan de Mexican Radio, de los Wall of Voodoo.

Sumérgete en un erasmus eterno, recemos a Dioniso . Up the Sugar Oi!

Componentes: Colin (voz y guitarra); Eddie Jr (batería); Per (bajo)

The Supremes – Where Did Our Love Go

Artista: The Supremes Álbum: Where Did Our Love Go
Año de publicación: 1964 Sello: Motown

Escucha el disco. Click Aquí.

 

1. Where Did Our Love Go
2. Run, Run, Run
3. Baby Love
4. When the Lovelight Starts Shining Through His Eyes
5. Come See About Me
6. Long Gone Lover
7. I’m Giving You Your Freedom
8. A Breathtaking Guy
9. He Means the World to Me
10. Standing at the Crossroads of Love
11. Your Kiss of Fire
12. Ask Any Girl

 

Volvemos a Detroit, epicentro musical y refugio de uno de los sellos más emblemáticos de la música soul, o música negra, la Motown.

The Supremes, fue la gran apuesta de Berry Gordy, fundador y responsable del sello. Gordy, puso toda la maquinaría de la discográfica a disposición del trío vocal formado por Diana Ross, Florence Ballard y Mary Wilson que si bien lograron un éxito rotundo, tanta consideración provocó el recelo del resto de artistas de la casa que no veían con buenos ojos la atención excesiva con la que eran obsequiadas, sobre todo Diana, la voz principal. Sea como fuere, el tiempo le dio la razón. Había potencial en el trío, y bien merecía poner toda la leña en el fuego.

En la sombra, el trabajo de composición corría a cargo de tres elementos tan importantes como las primeras: Dozier y los hermanos Holland, estos, tanto juntos como por separado, ya habían escrito temas para otros artistas de la discográfica como Marvin Gaye, The Miracles, Martha and The Vandellas, muchos de ellos emblemáticos como el debut de Marvelettes, Please Mr Postman. Sus letras, composiciones y producciones son en gran parte culpables de lo que hoy conocemos como sonido Motown.

La discreción con la que fue recibido su debut, Meet the Supremes, contrasta con la puntería de When Did Our Love Go. Su segundo LP recoge singles y caras b publicados durante los años 63 y 64. Con él, The Supremes, conseguirían colocar hasta tres canciones en lo más alto de las listas de ventas, Where did our love Go, Come See About Me y Baby Love. Siendo la primera formación en lograrlo con títulos de un mismo álbum.

Puede considerarse que Where Did our Love Go, es un disco con canciones de amor, pero si se contextualiza, si se atiende a la época de su publicación es fácil leer entre líneas y respirar la desilusión acorde a los tiempos, el final de un periodo de cierto optimismo, de una sociedad que vive fuertes conflictos raciales, que ha visto morir a su presidente en la calle, que se implica cada vez más en la guerra de Vietnam. Esa conexión con el momento, con la música popular, les convirtió en la punta de lanza contra la invasión de bandas británicas que dominaban el panorama musical de la época, la voz de Diana hacía frente a los todopoderosos Beatles y llevaba a los hogares americanos el soul de Detroit.

Componentes: Diana Ross; Florence Ballard; Mary Wilson.

The Lambrettas – Beat Boys in the Jet Age

Artista: The Lambrettas Álbum: Beat Boys in the Jet Age
Año de publicación: 1980 Sello: Rocket

Escucha el disco. Click aquí.

1.Da-a-ance
2.Cortina MK II
3.London Calling
4.Poison Ivy
5.Leap Before You Look
6.Beat Boys in the Jet Age
7.Another Day, Another Girl (Page 3)
8.Living for Today
9.Watch Out I’m Back
10.Don’t Push Me
11.Runaround
12.Face to Face

The Lambrettas ocupan un lugar de honor en el superpoblado mundo del Mod Revival, un mundo que si bien es cierto vive bajo la eterna sombra de Paul Weller, su exploración bien merece el esfuerzo y sirve para alimentar al pequeño gusanillo con parka que llevamos dentro.

La banda que nos ocupa surgiría no muy lejos de las playas de Brighton, donde tuvieron lugar las algaradas entre mods y rockers que fueron inspiración a la ópera rock de los Who, Quadrophenia y que daría pie a la película del mismo nombre dirigida por Franc Roddam. Unos sucesos magnificados y amartillados por la prensa, cuyo relato más parecía la batalla de Constantinopla que una tangana juvenil.

Lee más

Bukowski: Un plan maestro.

Mi padre tenía un plan maestro. Me dijo:

– Hijo mío, cada hombre debería de comprar una casa en su vida. Cuando muera, su hijo heredaría esa casa. Más adelante ese hijo compra su propia casa y luego muere. Entonces su hijo hereda dos casas. Ese otro hijo pronto adquiere la suya propia y entonces ya tiene tres casas…

La estructura familiar. O cómo vencer a la adversidad a través de la familia. El creía en eso. Coge la familia, mézclala con Dios y la Nación, añade diez horas de trabajo diario, y tienes todo lo que necesitas.

Charles Bukowski – La Senda del Perdedor  (1982)

The Clash – Give’Em Enough Rope

Artista: The Clash Álbum: Give’em enough rope
Año de publicación: 1978 Sello: CBS

Escucha el disco. Click aquí.

1 – Safe European Home

2 – English Civil War

3 – Tommy Gun

4 – Julie’s in the drug squad

5 – Last gang in town

6 – Guns on the roof

7 – Drug-stabbing time

8 – Stay free

9 – Cheapskate

10 – All the young punks (new boots and contracts)

“When you lot get out, We’re gonna hit the town

We’ll burn it fucking down, to a cinder.”

(Cuando salgas, reventaremos la ciudad, la quemaremos hasta reducirla a cenizas)

Decían los antiguos que en el punto medio está la virtud, y en el medio de dos gigantes resuena Give ‘em Enough Rope, sin perder la rabía y la crudeza del debut The Clash (1977) y aportando una visión musical más allá del punk que culminaría en London Calling (1979).  Lee más

Tortas panaderas

Años ha,  cuando no existía twitter ni existían los grupos de facebook, las discusiones se dirimían en la misma calle, poco importaba el tema, lo importante era tener razón. El único juez era el acero, fiel democratizador de los pueblos, baluarte de los desamparados y de que los que sufren la injusticia, el acero equilibra a los grandes y pequeños, a los ricos y a los pobres, a los que no tienen ni puta idea con los que si la tienen.

 

Otra sangrienta riña ocurrió también ayer en la calle de San Bernardo.

El motivo de ésta fue tan insignificante como el de la que anteriormente relatamos.
Los dependientes de la panadería situada en el núm. 5 de dicha calle discutían ayer respecto a las verbenas que se han celebrado en los anteriores días.

Uno de los dependientes, Manuel Cartedo Díaz, que había habitado en la calle del Ave María, según en que parece cuenta con simpatías y buenos amigos, recordaba las verbenas de otros años y decía que no había fiestas mejores que las que se celebran en honor de San Lorenzo.

El compañero de Manuel negó que la calle del Ave María correspondiera a la parroquia de San Lorenzo, y por eso se suscitó entre ellos una apasionada reyerta, llegando a darse de bofetadas. Manuel, con un cuchillo, arremetió contra su compañero Nicolás Cabeza Rodríguez, causándole tres heridas en el costado izquierdo.

En grave estado fué llevado el herido a la Casa de Socorro del distrito, y el agresor, que fue detenido, al Juzgado de Guardia.

El Correo Español 13 de Agosto de 1892

James Brown – Live at the Apollo

Escucha el disco. Click Aquí.

Artista: James Brown Álbum: Live at the Apollo
Año de publicación: 1963 Sello: King

1.     Introduction to James Brown and The Famous Flames (por Fats Gonder)
2.     I’ll Go Crazy
3.     Try Me
4.     Think
5.     I Don’t Mind
6.     Lost Someone
7.     Medley
8.     Night Train

He aquí, el Rey del Funk, el Padrino del Soul… el ayatollah del rock and roll… hay cien mil etiquetas para referirse a James Brown,  quedan muy bien si eres locutor de Radio 3 pero fuera de antena solo sirven para invocar al todopoderoso Dios de la vergüenza ajena.

En un despegue fulminante, James Brown y su banda llegan a la década de los sesenta con un curriculum tremendo, no solo por los éxitos de sus singles como Please, Please, Please, Think o Try Me, que desde su lanzamiento pasarían a ser emblemas del R&B, si no también por contar con uno de los directos más enérgicos y  bregados de la escena. Precisamente cuando hablábamos de Ike & Tina Turner, apuntábamos que se les llegaba a comparar con Brown por su fuerza sobre el escenario.

Ese nivel, no era gratuito, el grado de exigencia que aplicaba James Brown a sus músicos (y también a sí mismo) podía hacer sudar al mismo sargento de instrucción de la chaqueta metálica, no obstante, llegaron a dar hasta 300 conciertos al año. El Show estaba totalmente ensayado y estudiado, se trabajaba para cuidar el más mínimo detalle… la presentación, la introducción de la banda, la entrada de  Brown con los músicos ya en escena, el final con el Please, Please, Please y la retirada del maestro con la capa… todo era parte del espectáculo.

Esa reputación fue  clave para que James Brown decidiese, en contra de los consejos del sello discográfico, publicar un álbum en directo , pensaban que sería un fracaso ¿quién va a volver a pagar por canciones que ya han salido en Lp’s y singles? no contaron con que la esencia misma de la formación era el propio espectáculo y eso era lo que iba a explotar Live at the Apollo.

Los temas suenan muy distintos en directo. Cualquier artista, si se lo trabaja, conseguirá que en concierto sean el doble de buenos que en una grabación. Y es de lo que traté de covencer a King Records.

James Brown

Mientras la crisis de los misiles en Cuba mantenía en vilo al mundo, en el Apollo Theater de Harlem, se desplegaba la artillería del Soul ante 1500 espectadores desbocados. Son ya míticas las frases introductorias del MC Fats Gonder:

Thank you and thank you very kindly. It’s indeed a great pleasure to present to you at this particular time, nationally and internationally known as the Hardest-Working Man in Show Business, the man who sings I’ll Go Crazy! Try Me! You’ve Got the Power! Think! If You Want Me! I Don’t Mind! Bewildered! Million-dollar seller, Lost Someone! The very latest release, Night Train! Let’s everybody shout and shimmy! Mr Dynamite, the amazing Mr Please Please himself, the star of the show, James Brown and the Famous Flames!

Lo que sigue, mejor oírlo, una pieza fundamental del Soul y uno de los álbumes más exitosos del género. Se palpa el ritmo, la conexión con el público, el sudor… es un disco vivo, que late.  Transmite la magia del show. Vendería millones de copias, sonaría en las radios de todo el mundo, pero también influenciaría a muchos artistas y sería un espejo en el que mirarse para otras bandas. Wayne Kramer, de los MC5, reconoció que se inspiraron en él para grabar Kick out the jams y que su actitud sobre las tablas tenían la impronta de James Brown… eso sí pasándolo por un tamiz más lisérgico.