The Clash – Give’Em Enough Rope

Artista: The Clash Álbum: Give’em enough rope
Año de publicación: 1978 Sello: CBS

Escucha el disco. Click aquí.

1 – Safe European Home

2 – English Civil War

3 – Tommy Gun

4 – Julie’s in the drug squad

5 – Last gang in town

6 – Guns on the roof

7 – Drug-stabbing time

8 – Stay free

9 – Cheapskate

10 – All the young punks (new boots and contracts)

“When you lot get out, We’re gonna hit the town

We’ll burn it fucking down, to a cinder.”

(Cuando salgas, reventaremos la ciudad, la quemaremos hasta reducirla a cenizas)

Decían los antiguos que en el punto medio está la virtud, y en el medio de dos gigantes resuena Give ‘em Enough Rope, sin perder la rabía y la crudeza del debut The Clash (1977) y aportando una visión musical más allá del punk que culminaría en London Calling (1979).  Lee más

Tortas panaderas

Años ha,  cuando no existía twitter ni existían los grupos de facebook, las discusiones se dirimían en la misma calle, poco importaba el tema, lo importante era tener razón. El único juez era el acero, fiel democratizador de los pueblos, baluarte de los desamparados y de que los que sufren la injusticia, el acero equilibra a los grandes y pequeños, a los ricos y a los pobres, a los que no tienen ni puta idea con los que si la tienen.

 

Otra sangrienta riña ocurrió también ayer en la calle de San Bernardo.

El motivo de ésta fue tan insignificante como el de la que anteriormente relatamos.
Los dependientes de la panadería situada en el núm. 5 de dicha calle discutían ayer respecto a las verbenas que se han celebrado en los anteriores días.

Uno de los dependientes, Manuel Cartedo Díaz, que había habitado en la calle del Ave María, según en que parece cuenta con simpatías y buenos amigos, recordaba las verbenas de otros años y decía que no había fiestas mejores que las que se celebran en honor de San Lorenzo.

El compañero de Manuel negó que la calle del Ave María correspondiera a la parroquia de San Lorenzo, y por eso se suscitó entre ellos una apasionada reyerta, llegando a darse de bofetadas. Manuel, con un cuchillo, arremetió contra su compañero Nicolás Cabeza Rodríguez, causándole tres heridas en el costado izquierdo.

En grave estado fué llevado el herido a la Casa de Socorro del distrito, y el agresor, que fue detenido, al Juzgado de Guardia.

El Correo Español 13 de Agosto de 1892

James Brown – Live at the Apollo

Escucha el disco. Click Aquí.

Artista: James Brown Álbum: Live at the Apollo
Año de publicación: 1963 Sello: King

1.     Introduction to James Brown and The Famous Flames (por Fats Gonder)
2.     I’ll Go Crazy
3.     Try Me
4.     Think
5.     I Don’t Mind
6.     Lost Someone
7.     Medley
8.     Night Train

He aquí, el Rey del Funk, el Padrino del Soul… el ayatollah del rock and roll… hay cien mil etiquetas para referirse a James Brown,  quedan muy bien si eres locutor de Radio 3 pero fuera de antena solo sirven para invocar al todopoderoso Dios de la vergüenza ajena.

En un despegue fulminante, James Brown y su banda llegan a la década de los sesenta con un curriculum tremendo, no solo por los éxitos de sus singles como Please, Please, Please, Think o Try Me, que desde su lanzamiento pasarían a ser emblemas del R&B, si no también por contar con uno de los directos más enérgicos y  bregados de la escena. Precisamente cuando hablábamos de Ike & Tina Turner, apuntábamos que se les llegaba a comparar con Brown por su fuerza sobre el escenario.

Ese nivel, no era gratuito, el grado de exigencia que aplicaba James Brown a sus músicos (y también a sí mismo) podía hacer sudar al mismo sargento de instrucción de la chaqueta metálica, no obstante, llegaron a dar hasta 300 conciertos al año. El Show estaba totalmente ensayado y estudiado, se trabajaba para cuidar el más mínimo detalle… la presentación, la introducción de la banda, la entrada de  Brown con los músicos ya en escena, el final con el Please, Please, Please y la retirada del maestro con la capa… todo era parte del espectáculo.

Esa reputación fue  clave para que James Brown decidiese, en contra de los consejos del sello discográfico, publicar un álbum en directo , pensaban que sería un fracaso ¿quién va a volver a pagar por canciones que ya han salido en Lp’s y singles? no contaron con que la esencia misma de la formación era el propio espectáculo y eso era lo que iba a explotar Live at the Apollo.

Los temas suenan muy distintos en directo. Cualquier artista, si se lo trabaja, conseguirá que en concierto sean el doble de buenos que en una grabación. Y es de lo que traté de covencer a King Records.

James Brown

Mientras la crisis de los misiles en Cuba mantenía en vilo al mundo, en el Apollo Theater de Harlem, se desplegaba la artillería del Soul ante 1500 espectadores desbocados. Son ya míticas las frases introductorias del MC Fats Gonder:

Thank you and thank you very kindly. It’s indeed a great pleasure to present to you at this particular time, nationally and internationally known as the Hardest-Working Man in Show Business, the man who sings I’ll Go Crazy! Try Me! You’ve Got the Power! Think! If You Want Me! I Don’t Mind! Bewildered! Million-dollar seller, Lost Someone! The very latest release, Night Train! Let’s everybody shout and shimmy! Mr Dynamite, the amazing Mr Please Please himself, the star of the show, James Brown and the Famous Flames!

Lo que sigue, mejor oírlo, una pieza fundamental del Soul y uno de los álbumes más exitosos del género. Se palpa el ritmo, la conexión con el público, el sudor… es un disco vivo, que late.  Transmite la magia del show. Vendería millones de copias, sonaría en las radios de todo el mundo, pero también influenciaría a muchos artistas y sería un espejo en el que mirarse para otras bandas. Wayne Kramer, de los MC5, reconoció que se inspiraron en él para grabar Kick out the jams y que su actitud sobre las tablas tenían la impronta de James Brown… eso sí pasándolo por un tamiz más lisérgico.


Diez canciones para el Día Internacional de los Trabajadores

Hoy, primero de Mayo, es el Día Internacional de los Trabajadores, se conmemoran las luchas obreras de finales del siglo XIX en las que mujeres y hombres sacrificaron sus vidas para poder obtener derechos y condiciones laborales dignas. Lamentablemente, no es cosa de un pasado remoto, aunque nos quieran hacer creer lo contrario. Actualmente, los trabajadores son vilipendiados, la tecnología se ha empleado no para mejorar las condiciones del proletariado, si no para exprimirle y someterle. Paro, precariedad, salarios de miseria, es la realidad a la que se enfrentan los trabajadores, hoy sigue siendo necesaria la unión y la lucha de todos los trabajadores y trabajadoras.

Hemos preparado una lista musical para conmemorar este día:

1.Billy Bragg – Never Croos a Picket Line

Billy Bragg, cantautor inglés comprometido con el movimiento obrero, nos viene al pelo para abrir esta lista con una regla básica y fundamental. Nunca cruces un piquete.  Hay que saber en que lado estas.

2. Cock Sparrer – Working

Trabajar y trabajar, trabajar todo el día para sobrevivir. Paga el alquiler, paga la luz, paga los libros de los niños, paga y vuelve a pagar, sigue trabajando para comprar mierdas que no necesitas.

3. Angelic Upstarts – Two Milliom Voices

El paro es uno de los principales problemas de este país, una situación que envilece y perturba a millones de personas. Arma que bien sabe emplear el empresario, sometimiento, miedo y precarización, hay una masa de trabajadores dispuesta. Angelic Upstarts dedicaron esta canción en plena era tacheriana cuando Inglaterra se vio con dos millones de parados.

4. Dropkick Murphys – Do Or Die

Trabaja o muere, hay que crecer, renovarse, ser productivo, proactivo… es decir ser un gilipollas dócil y manso que acate  y no haga mucho ruido. Nos dijeron que había que apretarse el cinturón para que el dinero siguiera fluyendo a donde siempre.

5. The Movement – We Got Marx

Una gota de esperanza, si al final nos unimos, luchamos y seguimos adelante,  se puede conseguir.  No hay que olvidar que a pesar de la situación actual hay victorias que reafirman la lucha. Los estibadores, los trabajadores de coca-cola… hay que seguir en la brecha.

6. The Pogues – Navigator

The Pogues dedican esta bonita canción a los trabajadores que construyeron el ferrocarril: los puentes, los canales, los terraplenes y los cortes. Cavaron y dinamitaron con su sudor y sus entrañas. Nunca bebieron agua, pero si Whisky por pintas, y en sus barrios de chabolas sonaban sus canciones y sus peleas

7. Defiance – No Future No Hope

Si The Movement ponían la esperanza, Defiance nos la quitan, todos los días son iguales, te levantas a currar y siempre es la misma mierda, o esto cambia o no hay futuro.

8. The Clash – Career Opportunities

Parece que esta canción está escrita aquí y ahora. No hay salida, aunque estudies,te formes y te prepares, te espera la incertidumbre y la mierda. Miles de jóvenes tienen que emigrar en busca de un trabajo decente. Aquí solo hay salida y si te metes a policía. Así estamos.

9. Decibelios – Piara Indecente

Lo que hoy llaman la trama bien podría ser la piara. Organizarse y luchar es lo único que queda ¡Paletas al poder!

10. The Jam – The Burning Sky

Vivimos en un mundo en el que está mal visto tener tiempo libre, hay que estar ocupados, trabajar, móntate tu negocio y sube escalones. Renunciamos muy pronto a los ideales de juventud, y solo queremos escalar. Ganar y ganar. Derecho al trabajo, si, pero también derecho al descanso, al ocio.

La muerte de Stiv Bators

 Dicen que es imposible escapar de la muerte, que ella va con ventaja, tiene toda tu vida para cogerte. Sin embargo, las circunstancias pueden llegar a parecer inamovibles, hay personas cuyo destino está escrito a fuego, hagan lo que hagan, no pueden salir de la espiral.

Curiosa historia la de Stiv Bators, frontman de aquella mítica banda de Cleveland, Dead Boys. Irrumpieron en la escena neoyorquina, gritando aquello de Fuck art, let’s rock!. Años locos, existencia efímera, Sex, drugs, and rock and roll era el credo de su religión.

Un negro porvenir acecha tras esas premisas, quizá por ello Stiv Bators decidió cortar y cambiar de aires, Inglaterra concretamente (donde formó Lords Of New Church) y más tarde ¡Le France!, donde la dama negra le estaba esperando.

Totalmente “reformado” como se suele decir, con un planteamiento de la vida distinto, mientras paseaba por un parque de París con su novia, fue atropellado por un automóvil cuyo conductor iba colocado, provocándole la muerte horas después.

Quién lo diría, a pesar del esfuerzo por cambiar, moriría por culpa de las drogas.

The Vibrators – V2

Haz click aquí para escuchar el disco

 Artista: The Vibrators Álbum: V2
Año de publicación: 1978 Sello: Epic

Pure Mania
Automatic Lover
Flying Duck Theory
Public Enemy No. 1
Destroy
Nazi Baby
Wake Up
Sulphate
24 Hour People
Fall in Love
Feel Alright
War Zone
Troops of Tomorrow

Un influjo oscuro y distópico envuelve a este álbum. Compuesto durante la estancia de la  banda en Berlín, la frontera entre dos mundos que se batían en un frágil equilibrio. Epicentro  de esa paz caliente o guerra fría. En ese contexto surge V2, haciendo alusión a los cohetes nazis que bombardearon Londres durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Eran sus canciones las que asolarían la capital?

Exponentes del punk inglés, Vibrators estuvieron en el meollo en la eclosión de las doscientasmil bandas que se sumaron a la ola del punkrock, cuando era lo que tocaba. Compartiendo escenario con The Clash, Damned o Sex Pistols, se quedaron unos peldaños por debajo, no por tablas, quizá porque no había pastel para todos y alguien se tenía que quedar fuera.

Su segundo disco era su apuesta definitiva, bajo la tutela de un sello potente como Epic Records, buscaban el despegue, llegó tibiamente, un single el top40 Automatic Lover y una aparición televisiva en Top Of the Pops. Pero el gran éxito nunca llegó, vinieron los ochenta, abandonaron Epic Records, y ya su pelea pasó a ser en el barro, pequeñas salas, giras eternas y un público más militante que masivo. El vagón de primera clase en el punk, ya estaba lleno.

V2 junto a Pure Mania, son sus estandartes, destacando en este los temas como Automatic Lover, Nazy Baby (con sección de cuerdas incluida), 24 Hour People, o la famosa Troops of Tomorrow, que dio nombre al popular disco de Exploited. No hacen falta muchas excusas para volver a escuchar a los Vibrators.

Componentes: Knox (Guitarra, teclados y voz); John Ellis (Guitarra, teclados y voz); Gary Tibbs
(Bajo y voz); John Eddie Edwards (Batería)

The Movement – Fools like you

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: The Movement Álbum: Fools Like You
Año de publicación: 2012 Sello: The Movement Records

We got Love

We got Hope

We got Marx!

En una Europa asolada por el cuñadismo, la extrema derecha y airbnb, surgen voces de esperanza. Desde un lugar recóndito dónde parece que nunca pasa nada, desde donde apenas nos llegan tenues rumores y la quejumbre de turistas decepcionados con la estatuilla de la sirena. Desde allí, desde Copenhague, en Dinamarca, escuchamos a The Movement, mod y socialismo, parkas y martillos.

Entre el punk y el revival mod, tal como hicieron The Jam en In the City, el sonido ’77, guitarras afiladas, rítmicas con el bajo imponiéndose, superponiendo la melodía. The Movement rescata ese sonido fresco, melódico actualmente defenestrado por el abuso de las compresiones.

Fools like you es álbum en sintonía, los daneses eliminan los temas skatalíticos que aparecían en anteriores trabajos, un acierto, porque realmente pegaban poco. Su disco más reciente y el más conseguido, una alegría encontrarse con bandas así, sonando como los clásicos, pero también marcando su estilo, con actitud.

Canciones de amor y canciones de socialismo, el romance gitano se mezcla con las odas a los trabajadores, ¿y es que no se pueden mezclar ambas pasiones? La catarsis es clara. Marx es amor.

Componentes:  Philip Ingemann (Batería); Lukas Sherfey (Guitarra y voz / Vocal);
Sebastian Page (Bajo);

Otis Redding – Otis Blue/ Otis Redding Sings Soul

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: Otis Redding Álbum: Otis Blue/Otis Redding Sings Soul
Año de publicación: 1965 Sello: Stax Records

1. Ole Man Trouble
2. Respect
3. Change Gonna Come
4. Down in the Valley
5. I’ve Been Loving You Too Long
6. Shake
7. My Girl
8. Wonderful World
9. Rock Me Baby
10. Satisfaction
11. You Don’t Miss Your Water
Es posible que estemos ante uno de los álbumes más emblemáticos del Soul, uno de esos discos que siempre salen en las cargantes listas del tipo 100 discos que deberías escuchar antes de palmar. El éxito en este caso, es merecedor, hay galones, no solamente Otis Redding se encuentra en un momento excepcional, detrás tiene toda una infraestructura musical a su servicio, Stax Records.
Entonces las discográficas tenían sus propios estudios y músicos en nómina, de ahí que sean tan reconocibles los estilos en función del sello. La talla de los artistas con los que Stax contaba, era a tener en cuenta, Booker T and the MG’s, The Mark-Keys en la sección de vientos e Isaac Hayes como pianista y productor. Capitaneados por la voz de Otis Redding no es de extrañar que protagonizaran una época dorada que concluyó estrepitosamente con la muerte de este.
El disco se produce en estado de gracia, los músicos se encuentran en plena forma y con un rodaje tremendo. Se graban las once canciones en veinticuatro horas, esto solo es posible con un nivel de compenetración altísimo. Uno de los temas más emblemáticos, Respect, fue escrito en un solo día, en palabras de Otis Redding “me llevó un día escribirlo, veinte minutos para organizarse, y una toma para grabarlo”. Aunque cuenta con tres composiciones originales, el resto del disco, loforman canciones populares de R&B pasadas por el tamiz del sonido Memphis. Entre ellas se encuentran tres canciones escritas por Sam Cooke, que había muerto meses antes tiroteado en un hotel de California. Las vidas de los artistas del soul, bien darían para tragedia griega.

Entre dimes y diretes, el álbum tenía todos los ingredientes para convertirse en un bombazo, y así fue, llegando a ser un icono de la música popular, sus temas perviven a día de hoy en la memoria. Incluso si nunca lo has escuchado, haz la prueba, verás como eres capaz de tararear la mitad de los temas.
.
Componentes: Otis Redding: (voces); Steve Cropper (guitarra); Donald “Duck” Dunn:  (bajo); Booker T. Jones (teclados); Al Jackson, Jr (batería, productor) Isaac Hayes (teclados); Ralph Stewart (bajo); Elbert Woodson (batería); James “Jockey” Young  (guitarra); Joe Arnold (sexo tenor); Charles Packy Axton (saxo tenor); Robert Holloway: (saxo tenor); Andrew Love (saxo tenor); Robert Pittman (saxo tenor); Floyd Newman  (saxo barítono); Sammie Coleman (trompeta); John Farris (trompeta); Wayne Jackson (trompeta); Gene “Bowlegs” Miller (trompeta); Earl Sims (coros);

Demasiado afilado para el Rock and Roll

Recuerdo que cuando Joe Strummer vino a mi casa me preguntaba la traducción de palabras como balcón. Aparecía en un libro de García Lorca que estaba leyendo. Me lo llevé a la calle y le enseñé un montón de ellos. Otro día entro en su habitación y me lo encuentro mirando sorprendido, y dándole vueltas, a una navaja que había comprado en el pasaje de Chinitas de Málaga. Hice gesto de cogérsela y me dijo: “¡No, que esto puede pinchar! ¡Esto es un chisme peligrosísimo, peligrosísimo!” No podía creer que se vendiera en plena calle y que todo el mundo llevara una en el bolsillo. Es una imagen un poco desmitificadora del Joe rockero.

Extracto del libro “The Clash” de Sagrario Luna

 

Billy Idol – Rebel Yell

Artista: Billy Idol Álbum: Rebel Yell
Año de publicación: 1983 Sello: Chrysalis Records

Enlace al Disco

1. Rebel Yell
2. Daytime Drama
3. Eyes without a face
4. Blue Highway
5. Flesh for fantasy
6. Catch my fall
7. Crank call
8. (Do not) Stand in the Shadows
9. The Dead next door

¿Te gusta Billy Idol?  Esta pregunta me la han hecho distintas personas en momentos distintos de mi vida, en un contexto en el que no venía muy a cuento, tal rareza me tiene consternado y bastante preocupado. No es que tenga nada en contra de Billy Idol, bueno igual si, pero la recurrente pregunta  me hace sospechar si hay algo detrás de este individuo que no conozca, o si se trata de una especie de contraseña para entrar en alguna sociedad secreta.

Lee más