Bandas Alienígenas: Flower Travellin’ Band

En torno a 1967, el japonés Yuya Uchida viajó a Reino Unido para visitar a John Lennon, con quien mantenía amistad. Allí entró en contacto con los sonidos emergentes de bandas como Cream o la Jimi Hendrix Experience, cuya mezcla de Blues-Rock y psicodelia daría lugar al nacimiento de un sonido pesado, poderoso y contundente que a la postre se llamaría Heavy Metal.

Sorprendido por lo que vio y escuchó, Uchida regresó a Japón con la firme intención de montar un conjunto que reprodujera esa nueva tendencia. Así, reunió a varios músicos locales (incluyendo dos cantantes, chico y chica) bajo el nombre de Yuya Uchida & The Flowers, para publicar en 1968 su álbum debut Challenge!, conformado exclusivamente por versiones de artistas como Janis Joplin o Jimi Hendrix, y en cuya portada podía verse a la banda desnuda en el campo, muy en línea con el espíritu hippy de la época.

Lee más

Bandas Alienígenas: Screaming Lord Sutch

David Edward Sutch nació en Londres en 1940, y durante su adolescencia entró en contacto con el Rock ‘N’ Roll estadounidense de figuras como Elvis Presley, Chuck Berry, Little Richard, Bo Diddley, Jerry Lee Lewis o Bill Haley. Tuvo incluso la ocasión de presenciar en vivo algún concierto de estos dos últimos. Además, ya desde finales de los años 50 se dejó el pelo muy largo, siendo uno de los primeros rockeros en dejarse melena. Según contaba el propios Sutch, su trabajo por cuenta propia como limpia cristales le permitió mantener dicha estética, escondiendo habitualmente su pelo mediante algún sombrero o gorra.

Tras alguna audición que le permitió debutar como cantante en alguna banda menor, en 1960 fundaría su propio conjunto bajo el nombre de Screaming Lord Sutch and The Savages. La banda es anterior a todas las grandes bandas de rock de la escena británica que surgirían poco después, y de hecho, sería más correcto enmarcar a The Savages junto a aquellos conjuntos de primera ola como Cliff Richard & The Shadows, Johnny Kid & The Pirates o Vince Taylor.

Lee más

Bandas Alienígenas: Naked City

John Zorn, saxofonista neoyorkino de etnia judía es, desde mediados de los años 80, uno de los músicos más prolíficos que podamos encontrar, participando en decenas y decenas de grabaciones, junto a diferentes conjuntos, ya sea como intérprete de su repertorio, como compositor que dirige a la formación, o como productor bajo su propio sello discográfico. Si la cantidad es un elemento destacable en la carrera de Zorn, no lo es menos la calidad y la variedad de los estilos presentes en su obra, que desde el Jazz como filosofía central, se acerca a músicas tan dispares como la música clásica, la música tradicional hebrea, la música ambiental, las bandas sonoras o incluso a estilos de metal extremo como el grindcore, nada menos.

¿Un músico de Jazz que aprecia el grindcore? Lo que pudiera parecer un contrasentido se justifica aquí por el entendimiento que Zorn hace de los estilos más abrasivos del metal, poniendo el foco en la gran complejidad técnica que admiten y en una más que interesante riqueza cromática. De las varias bandas que ha conformado John Zorn en su vertiente metalera, destacaremos hoy Naked City, que entre 1989 y 1993 practicaron una mezcla nunca vista de música surf, rhythm & blues, metal, jazz y todo lo que se les pusiera por delante. Además, no podrán ser culpados de incorporar estilos de una forma superficial o pretenciosa, siendo la altura musical de la banda totalmente destacable, dominando con maestría cada género interpretado.

Lee más

Bandas Alienígenas: Captain Beefheart

[A veces se abusa demasiado de palabras como “genio”, “único” o “irrepetible”, pero en este caso no tengo ninguna duda de que estamos ante uno de los personajes  que más merece dichos apelativos. Y es que hoy os acerco a una de las mayores figuras creativas, y sin duda, una de las más rompedoras, dentro de la música Rock.]

Don Vliet nació en Glendale, California en 1941, y desde pequeño demostró tener unas capacidades destacadas para el arte, principalmente la pintura, hasta el punto de que con 13 años, nada más y nada menos, le concedieron una beca para formarse en Europa. No obstante, se mudó con su familia al desierto de Mojave, donde pasó su adolescencia y entabló una cercana amistad con Frank Zappa. Ambos compartían una enorme admiración por artistas de Rhythm & Blues y Jazz como Muddy Waters, Sonny Boy Williamson II o Duke Ellington, y era habitual que pasaran horas juntos escuchando discos.

En 1965, Don Van Vliet, ya bajo su mítico pseudónimo formó Captain Beefheart & His Magic Band. Recreando, que no copiando, el blues, tanto urbano como rural de sus ídolos, aplicando los volúmenes y el músculo de contemporáneos como The Rolling Stones o la Paul Butterfield Blues Band. Progresivamente la banda fue adquiriendo un estilo más experimental, incorporando canción más complejas, pero manteniendo siempre la instrumentación, texturas y recursos propios del blues del Delta y de Chicago, fundamentalmente.

Lee más

Bandas Alienígenas: Suicide

Alan Vega y Martin Rev, ambos nacidos en Brooklyn, comenzaron sus andanzas a principios de los años 70, afectados aún por recuerdos de algún concierto de The Stooges, y cuando el glam punk de los New York Dolls agitaba la escena. Pronto comenzaron a dar conciertos en garitos como Max’s Kansas City o CBGB, no teniendo siempre una buena acogida debido a una muy provocadora estética y actitud en escena.

Adoptaron el nombre de Suicide inspirándose en un comic de la saga Ghost Rider (que también les proporcionaría el nombre de una canción en su LP debut años más tarde), y según afirman, fue la primera banda que se auto-denominó como punk, incluyendo el término en un cartel que anunciaba un concierto suyo. El término ya había sido acuñado y utilizado años antes por algún redactor para referirse alguna banda garajera, como Question Mark & The Mysterians o los propios Stooges, pero al parecer era inédito su uso como etiqueta para la promoción de un concierto.

Lee más

Bandas Alienígenas: Nervous Eaters

 

Hoy os traemos una sesión exprés de Bandas Alienígenas, y es que de vez en cuando reseñaré grupos con una carrera discreta. Grupos que no llegaron a despegar del todo, o que simplemente se disolvieron en sus prometedores inicios. Son, no obstante, pequeños aperitivos que merece la pena reivindicar por contar con un puñado de temas molones.

El caso de Nervous Eaters, formados en Boston a mediados de los 70, es uno de ellos, siendo un conjunto que únicamente publicó tres singles y un larga duración en su corta vida hasta 1981, año en el que se disolvieron. Se reunieron posteriormente en 1986 para publicar un disco más, de cierta calidad pero que tampoco causó mucho revuelo.

Lee más

Bandas Alienígenas: Can

A lo largo de las diez entradas registradas hasta ahora en nuestra sección Bandas Alienígenas, os hemos presentado a grupos que consideramos interesantes por diversas razones, ya sea por haber sido abiertamente experimentales, por haber sido pioneros de algún estilo o escena, o simplemente por haber registrado discos de gran nivel y no haber tenido demasiado reconocimiento.

Hoy es el turno de Can, una de las bandas más innovadoras que sin duda podamos encontrarnos, que con cada uno de sus discos supo reinventarse, empujando una y otra vez la barrera de la creatividad a límites muy pocas veces igualados por ningún otro grupo en la historia de la música moderna. Cada uno de sus primeros álbumes, grabados en años consecutivos, podría parecer distanciado del anterior en una década, ganándose a pulso el adjetivo de visionarios, y siendo una gran influencia para grupos posteriores como Radiohead, Sonic Youth, Throbbing Gristle o Wire, por nombrar unos pocos. Es decir, estuvieron tan adelantados a su tiempo que sus discos seguían siendo válidos como vanguardia inspiradora para algunas de las bandas más rompedoras surgidas muchos años después.

Lee más

Bandas Alienígenas: The Move

Sin lugar a dudas, entre los grupos que surgieron en Reino Unido entre 1962 y 1965 podemos encontrarnos con algunas de las bandas que más han influido en el posterior devenir del Rock. Grupos tan obvios como The Beatles y The Rolling Stones en primerísima línea, The Kinks y The Who un escalón por debajo (hablamos de influencia generada), y después un largo listado donde encontraríamos a The Animals, The Troggs, Yardbirds, y un sinfín de bandas de menor relevancia, pero de una calidad altísima, en el que fue uno de los periodos de mayor creatividad en la historia del Rock.

Dentro de esta última categoría, y más allá de los ya mencionados, hay dos grupos por los que tengo especial predilección: The Pretty Things, de los que hablaré en su momento, y The Move, más desconocidos, y que podrían serlo aún más si no hubieran sido el germen del que nació la ELO (Electric Light Orchestra), que cosechó un gran éxito comercial. Los que sientan rechazo por grupos como la ELO, no teman, The Move os van a sorprender muy gratamente.

Lee más

Orígenes del rock – Coge este martillo

Coge este martillo,

llévaselo al capitán

y dile que me he ido

Take this hammer and carry to the captain
Take this hammer and carry to the captain
Take this hammer and carry to the captain

You tell him I’m gone
You tell him I’m gone
If he ask you, was I running
If he ask you, was I running
If he ask you, was I running
You tell him I was flying
You tell him I was flying
If he ask you, was I laughing
If he ask you, was I laughing
If he ask you, was I laughing
You tell him I was crying
You tell him I was crying

(Fragmento
de la canción “Take This Hammer”)

Huddie William Leadbetter, más conocido como Leadbelly, fue un músico de Folk y Blues nacido en Louisiana en 1888. Tocaba fundamentalmente la guitarra de 12 cuerdas, si bien también se manejaba (y grabó en varias ocasiones) con el piano, la armónica, el acordeón o el violín.

Es un intérprete que destaca musicalmente por su voz, profunda pero versátil, y que es valorable también por otros aspectos como, por ejemplo, el vasto catálogo de canciones que manejaba. Cantos del trabajo (work songs), espirituales, blues, baladas románticas, etc. A todo tipo de canción le aportaba una autenticidad y sentimiento únicos.

Leadbelly pasó varios años de su vida en la cárcel por su mala hostia (y seguro que ayudado también por su color), no obstante, tenía cierto aspecto bonachón, rudo, pero bonachón. Pese a todo, el tiempo que pasó entre rejas podría haber sido mayor, ya que en varias ocasiones su capacidad para entretener al personal le valió una rebaja de condena.

Estas experiencias vitales le permiten cantar con autoridad sobre la recogida del algodón, las prisiones, el trabajo en las chain gangs (típica imagen de los presos encadenados unos a otros trabajando en la carretera), los políticos corruptos, los trenes, los viajes, los lugares de aquí y allá, las mujeres, el sexo, el amor, el alcohol, el vitalismo, la rebelión, la libertad,… Sin duda la música de Leadbelly es una celebración de la vida, una celebración de estar vivo, con sus luces y sombras.

Os pongo ahora uno vídeo de Leadbelly interpretando tres canciones. La grabación pertenece a 1945, cuatro años antes de su muerte. Tened en cuenta que Leadbelly ya había grabado estas canciones en disco varios años antes. No he consultado si estas canciones son composiciones propias o si por el contrario son canciones tradicionales (una mezcla, tal vez), pero en todo caso, presentan un estilo tradicional que no sería muy diferente del que podría escucharse en las comunidades negras a finales del siglo XIX y principios del XX.


En el minuto 1:23 comienza el tema Pick A Bale Of Cotton. El resto de temas, se ven mejor en los siguientes vídeos incluidos

Take This Hammer, vídeo en mejor calidad

Lord, Lord, Lord, vídeo en mejor calidad

Bandas Alienígenas: Coloured Balls

Cuando pensamos en el particular desarrollo y estilo homogéneo existente a lo largo de la historia del Rock en los diferentes países, más allá de los hegemónicos USA y Reino Unido, nos encontramos con algunas particularidades realmente sólidas. Pronto nos viene a la mente casos como el de Alemania, los países escandinavos o Japón, que por peso económico y social no son meros repetidores de tendencias extranjeras, sino que incorporan un enfoque y una materialización bastante original.

Sin duda, otra de las localizaciones donde se practica una cultura del Rock y un sonido propios es Australia. En el caso de Australia, además, se ha dado una “endogamia” muy llamativa en el sentido de que muchos de los grandes grupos han compartido componentes. Esto es particularmente cierto en los años 70 en grupos como Rose Tattoo, Buffalo, Billy Thorpe & The Aztecs o Coloured Balls, banda que hoy traemos a esta sección.

Lee más