¡Cuidado con los lunes!
En Sin Punkto Fijo dejamos un trallazo en forma de disco para comenzar la semana con algazara y alegría. Ya sabes… ¡un mundo feliz!

Cock Sparrer – Guilty as Charged

Artista: Cock Sparrer Álbum: Guilty as Charged
Año de publicación: 1994 Sello: Bitzcore

Escucha el disco. Click Aquí.

1. Get a Rope
2. Because You’re Young
3. Bird Trouble
4. Don’t Blame Us
5. Roads to Freedom
6. Last Train to Dagenham
7. I Fit Central Heating (Working Pt. 2)
8. Strip
9. Crack in the Mirror
10. We Know How to Live
11. Tough Guys

No es el Shock Troops, ni contiene los temas más emblemáticos, como Where are they now, Riot Squad o England Belongs to me, pero al Guilty as Charged le tengo cierto cariño, aunque bien podría ser todo lo contrario, pues estuve sin música durante dos meses (perdí mi tocadiscos, tampoco tenía internet), y lo único que había en el disco duro del portátil era este álbum y el If I Should from Grace with God de los Pogues, ante tal contratiempo me vi en la necesidad de racionar estrategicamente las dosis, para cocinar y limpiar, The Pogues, para el resto del tiempo, Cock Sparrer. Lejos de colapsar mentalmente, desarrollé algún tipo de sociopatía en la que llegaba a extrañar estos dos discos cuando salía de mi casa e incluso llegué a pedir en algún garito que me pinchasen sus temas. Síntomas claros de un peculiar Síndrome de Estocolmo .

El caso es que en momentos de adversidad se agudiza el ingenio, o puede que la condescendencia, y  Guilty as Charged empezó a despertar mi interés y admiración. En sus letras y en su actitud se reproduce esa atmósfera presente en los libros de Irvine Welsh y también esa evolución que viven sus personajes al madurar en una época hostil a su forma de vida. Esto se percibe en los personajes de Trainspotting al pasar a la segunda parte, Porno y la percibimos en las canciones de Cock Sparrer. Los noventa no eran buenos años para el punk, la aparición de nuevas culturas y sonidos precipitaban la marginación y la decadencia.

Dentro de sus márgenes, Cock Sparrer, han sabido perpetuar su fórmula, una suerte de punk melódico donde la melodía, apoyada por coros y voces, mantiene un papel principal y característico. Vamos, su prudencia a la hora de lanzar material nuevo está justificada. Siempre cumplen.

Vanilla Muffins – The Drug is Football

Artista: Vanilla Muffins Álbum: The Drug is Football
Año de publicación: 2003 Sello: Sexmachines Records

Escucha el disco. Click Aquí.

01. Brigade Loco
02. The Pride Of The North I
03. The Gang From Kannenfeldpark
04. All Roads Lead To Rome
05. 3 Comrades
06. Want Some Gas, That’s All!
07. The Mob From Kannenfeldpark
08. Viva El Fulham
09. You’re Just Ugly
10. No Punkrock In My Car
11. The Drug Is Football
12. Mexican Radio
13. The One And Only
14. The Pride Of The North II
15. Streetrock Rules The World

“We live in one ghetto, we get deadly bored, but our drug is football”

(Vivimos en un gueto, muertos de aburrimiento, pero nuestra droga es el fútbol)

El Sugar Oi! vino del país del chocolate, no podía ser de otra manera, un streetpunk azucarado y edulcorado de himnos futboleros. Vanilla Muffins no encontraron mejor etiqueta para su estilo. Dicen que si los Ramones hubiesen sido hooligans, sonarían como esta banda. Ahora imagínate a Joey repartiendo palos y lanzando sillas en plan Headhunter.  Sería más acertado compararlos con Cock Sparrer.

The Drug is Football, es el tercer disco del grupo, el único larga duración en cuyo título no se hace referencia al Sugar Oi!. Se trata de un homenaje a los vicios que les acompañan desde su tierna juventud: idilios veraniegos, cerveza, punkrock y fútbol. Si buscas algo más en este disco, prueba a ver si poniéndolo al revés cambia el asunto, pero me apuesto algo a que en reverse suena el himno del FC Basel.

El caso es que se trata del álbum más emblemático de la banda, canciones coreables que provocan exaltación de la amistad y una inusitada tendencia a brindar y a abrazarse con desconocidos. Se que esto último puede sonar raro, pero hay que vivirlo para entenderlo.

Las quince canciones que componen el disco (aunque se repite The Pride Of The North para encumbrar a dos jugadores distintos) tiran de riffs simples pero efectistas, melodías que despiertan el instinto a levantar los brazos, gritar y hacer el algarrobo. Míticos esos comienzos de Brigade Loco (dedicada a las fiestas que nos pegamos en España) o en Viva el Fulham (que trata de lo peligroso que es juntarse con una española para aprender inglés, nos tienen calados). Grande The one and only, tema dedicado al FC Basel, tras aquel paseo que se dio el equipo suizo por la Champions League en la temporada 2002/03 meándose en la Juventus, Celtic, Deportivo de la Coruña… y quedándose a un paso de cuartos de final. Peculiar, la versión que se marcan de Mexican Radio, de los Wall of Voodoo.

Sumérgete en un erasmus eterno, recemos a Dioniso . Up the Sugar Oi!

Componentes: Colin (voz y guitarra); Eddie Jr (batería); Per (bajo)

The Supremes – Where Did Our Love Go

Artista: The Supremes Álbum: Where Did Our Love Go
Año de publicación: 1964 Sello: Motown

Escucha el disco. Click Aquí.

 

1. Where Did Our Love Go
2. Run, Run, Run
3. Baby Love
4. When the Lovelight Starts Shining Through His Eyes
5. Come See About Me
6. Long Gone Lover
7. I’m Giving You Your Freedom
8. A Breathtaking Guy
9. He Means the World to Me
10. Standing at the Crossroads of Love
11. Your Kiss of Fire
12. Ask Any Girl

 

Volvemos a Detroit, epicentro musical y refugio de uno de los sellos más emblemáticos de la música soul, o música negra, la Motown.

The Supremes, fue la gran apuesta de Berry Gordy, fundador y responsable del sello. Gordy, puso toda la maquinaría de la discográfica a disposición del trío vocal formado por Diana Ross, Florence Ballard y Mary Wilson que si bien lograron un éxito rotundo, tanta consideración provocó el recelo del resto de artistas de la casa que no veían con buenos ojos la atención excesiva con la que eran obsequiadas, sobre todo Diana, la voz principal. Sea como fuere, el tiempo le dio la razón. Había potencial en el trío, y bien merecía poner toda la leña en el fuego.

En la sombra, el trabajo de composición corría a cargo de tres elementos tan importantes como las primeras: Dozier y los hermanos Holland, estos, tanto juntos como por separado, ya habían escrito temas para otros artistas de la discográfica como Marvin Gaye, The Miracles, Martha and The Vandellas, muchos de ellos emblemáticos como el debut de Marvelettes, Please Mr Postman. Sus letras, composiciones y producciones son en gran parte culpables de lo que hoy conocemos como sonido Motown.

La discreción con la que fue recibido su debut, Meet the Supremes, contrasta con la puntería de When Did Our Love Go. Su segundo LP recoge singles y caras b publicados durante los años 63 y 64. Con él, The Supremes, conseguirían colocar hasta tres canciones en lo más alto de las listas de ventas, Where did our love Go, Come See About Me y Baby Love. Siendo la primera formación en lograrlo con títulos de un mismo álbum.

Puede considerarse que Where Did our Love Go, es un disco con canciones de amor, pero si se contextualiza, si se atiende a la época de su publicación es fácil leer entre líneas y respirar la desilusión acorde a los tiempos, el final de un periodo de cierto optimismo, de una sociedad que vive fuertes conflictos raciales, que ha visto morir a su presidente en la calle, que se implica cada vez más en la guerra de Vietnam. Esa conexión con el momento, con la música popular, les convirtió en la punta de lanza contra la invasión de bandas británicas que dominaban el panorama musical de la época, la voz de Diana hacía frente a los todopoderosos Beatles y llevaba a los hogares americanos el soul de Detroit.

Componentes: Diana Ross; Florence Ballard; Mary Wilson.

The Lambrettas – Beat Boys in the Jet Age

Artista: The Lambrettas Álbum: Beat Boys in the Jet Age
Año de publicación: 1980 Sello: Rocket

Escucha el disco. Click aquí.

1.Da-a-ance
2.Cortina MK II
3.London Calling
4.Poison Ivy
5.Leap Before You Look
6.Beat Boys in the Jet Age
7.Another Day, Another Girl (Page 3)
8.Living for Today
9.Watch Out I’m Back
10.Don’t Push Me
11.Runaround
12.Face to Face

The Lambrettas ocupan un lugar de honor en el superpoblado mundo del Mod Revival, un mundo que si bien es cierto vive bajo la eterna sombra de Paul Weller, su exploración bien merece el esfuerzo y sirve para alimentar al pequeño gusanillo con parka que llevamos dentro.

La banda que nos ocupa surgiría no muy lejos de las playas de Brighton, donde tuvieron lugar las algaradas entre mods y rockers que fueron inspiración a la ópera rock de los Who, Quadrophenia y que daría pie a la película del mismo nombre dirigida por Franc Roddam. Unos sucesos magnificados y amartillados por la prensa, cuyo relato más parecía la batalla de Constantinopla que una tangana juvenil.

Lee más

The Clash – Give’Em Enough Rope

Artista: The Clash Álbum: Give’em enough rope
Año de publicación: 1978 Sello: CBS

Escucha el disco. Click aquí.

1 – Safe European Home

2 – English Civil War

3 – Tommy Gun

4 – Julie’s in the drug squad

5 – Last gang in town

6 – Guns on the roof

7 – Drug-stabbing time

8 – Stay free

9 – Cheapskate

10 – All the young punks (new boots and contracts)

“When you lot get out, We’re gonna hit the town

We’ll burn it fucking down, to a cinder.”

(Cuando salgas, reventaremos la ciudad, la quemaremos hasta reducirla a cenizas)

Decían los antiguos que en el punto medio está la virtud, y en el medio de dos gigantes resuena Give ‘em Enough Rope, sin perder la rabía y la crudeza del debut The Clash (1977) y aportando una visión musical más allá del punk que culminaría en London Calling (1979).  Lee más

James Brown – Live at the Apollo

Escucha el disco. Click Aquí.

Artista: James Brown Álbum: Live at the Apollo
Año de publicación: 1963 Sello: King

1.     Introduction to James Brown and The Famous Flames (por Fats Gonder)
2.     I’ll Go Crazy
3.     Try Me
4.     Think
5.     I Don’t Mind
6.     Lost Someone
7.     Medley
8.     Night Train

He aquí, el Rey del Funk, el Padrino del Soul… el ayatollah del rock and roll… hay cien mil etiquetas para referirse a James Brown,  quedan muy bien si eres locutor de Radio 3 pero fuera de antena solo sirven para invocar al todopoderoso Dios de la vergüenza ajena.

En un despegue fulminante, James Brown y su banda llegan a la década de los sesenta con un curriculum tremendo, no solo por los éxitos de sus singles como Please, Please, Please, Think o Try Me, que desde su lanzamiento pasarían a ser emblemas del R&B, si no también por contar con uno de los directos más enérgicos y  bregados de la escena. Precisamente cuando hablábamos de Ike & Tina Turner, apuntábamos que se les llegaba a comparar con Brown por su fuerza sobre el escenario.

Ese nivel, no era gratuito, el grado de exigencia que aplicaba James Brown a sus músicos (y también a sí mismo) podía hacer sudar al mismo sargento de instrucción de la chaqueta metálica, no obstante, llegaron a dar hasta 300 conciertos al año. El Show estaba totalmente ensayado y estudiado, se trabajaba para cuidar el más mínimo detalle… la presentación, la introducción de la banda, la entrada de  Brown con los músicos ya en escena, el final con el Please, Please, Please y la retirada del maestro con la capa… todo era parte del espectáculo.

Esa reputación fue  clave para que James Brown decidiese, en contra de los consejos del sello discográfico, publicar un álbum en directo , pensaban que sería un fracaso ¿quién va a volver a pagar por canciones que ya han salido en Lp’s y singles? no contaron con que la esencia misma de la formación era el propio espectáculo y eso era lo que iba a explotar Live at the Apollo.

Los temas suenan muy distintos en directo. Cualquier artista, si se lo trabaja, conseguirá que en concierto sean el doble de buenos que en una grabación. Y es de lo que traté de covencer a King Records.

James Brown

Mientras la crisis de los misiles en Cuba mantenía en vilo al mundo, en el Apollo Theater de Harlem, se desplegaba la artillería del Soul ante 1500 espectadores desbocados. Son ya míticas las frases introductorias del MC Fats Gonder:

Thank you and thank you very kindly. It’s indeed a great pleasure to present to you at this particular time, nationally and internationally known as the Hardest-Working Man in Show Business, the man who sings I’ll Go Crazy! Try Me! You’ve Got the Power! Think! If You Want Me! I Don’t Mind! Bewildered! Million-dollar seller, Lost Someone! The very latest release, Night Train! Let’s everybody shout and shimmy! Mr Dynamite, the amazing Mr Please Please himself, the star of the show, James Brown and the Famous Flames!

Lo que sigue, mejor oírlo, una pieza fundamental del Soul y uno de los álbumes más exitosos del género. Se palpa el ritmo, la conexión con el público, el sudor… es un disco vivo, que late.  Transmite la magia del show. Vendería millones de copias, sonaría en las radios de todo el mundo, pero también influenciaría a muchos artistas y sería un espejo en el que mirarse para otras bandas. Wayne Kramer, de los MC5, reconoció que se inspiraron en él para grabar Kick out the jams y que su actitud sobre las tablas tenían la impronta de James Brown… eso sí pasándolo por un tamiz más lisérgico.


The Vibrators – V2

Haz click aquí para escuchar el disco

 Artista: The Vibrators Álbum: V2
Año de publicación: 1978 Sello: Epic

Pure Mania
Automatic Lover
Flying Duck Theory
Public Enemy No. 1
Destroy
Nazi Baby
Wake Up
Sulphate
24 Hour People
Fall in Love
Feel Alright
War Zone
Troops of Tomorrow

Un influjo oscuro y distópico envuelve a este álbum. Compuesto durante la estancia de la  banda en Berlín, la frontera entre dos mundos que se batían en un frágil equilibrio. Epicentro  de esa paz caliente o guerra fría. En ese contexto surge V2, haciendo alusión a los cohetes nazis que bombardearon Londres durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Eran sus canciones las que asolarían la capital?

Exponentes del punk inglés, Vibrators estuvieron en el meollo en la eclosión de las doscientasmil bandas que se sumaron a la ola del punkrock, cuando era lo que tocaba. Compartiendo escenario con The Clash, Damned o Sex Pistols, se quedaron unos peldaños por debajo, no por tablas, quizá porque no había pastel para todos y alguien se tenía que quedar fuera.

Su segundo disco era su apuesta definitiva, bajo la tutela de un sello potente como Epic Records, buscaban el despegue, llegó tibiamente, un single el top40 Automatic Lover y una aparición televisiva en Top Of the Pops. Pero el gran éxito nunca llegó, vinieron los ochenta, abandonaron Epic Records, y ya su pelea pasó a ser en el barro, pequeñas salas, giras eternas y un público más militante que masivo. El vagón de primera clase en el punk, ya estaba lleno.

V2 junto a Pure Mania, son sus estandartes, destacando en este los temas como Automatic Lover, Nazy Baby (con sección de cuerdas incluida), 24 Hour People, o la famosa Troops of Tomorrow, que dio nombre al popular disco de Exploited. No hacen falta muchas excusas para volver a escuchar a los Vibrators.

Componentes: Knox (Guitarra, teclados y voz); John Ellis (Guitarra, teclados y voz); Gary Tibbs
(Bajo y voz); John Eddie Edwards (Batería)

The Movement – Fools like you

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: The Movement Álbum: Fools Like You
Año de publicación: 2012 Sello: The Movement Records

We got Love

We got Hope

We got Marx!

En una Europa asolada por el cuñadismo, la extrema derecha y airbnb, surgen voces de esperanza. Desde un lugar recóndito dónde parece que nunca pasa nada, desde donde apenas nos llegan tenues rumores y la quejumbre de turistas decepcionados con la estatuilla de la sirena. Desde allí, desde Copenhague, en Dinamarca, escuchamos a The Movement, mod y socialismo, parkas y martillos.

Entre el punk y el revival mod, tal como hicieron The Jam en In the City, el sonido ’77, guitarras afiladas, rítmicas con el bajo imponiéndose, superponiendo la melodía. The Movement rescata ese sonido fresco, melódico actualmente defenestrado por el abuso de las compresiones.

Fools like you es álbum en sintonía, los daneses eliminan los temas skatalíticos que aparecían en anteriores trabajos, un acierto, porque realmente pegaban poco. Su disco más reciente y el más conseguido, una alegría encontrarse con bandas así, sonando como los clásicos, pero también marcando su estilo, con actitud.

Canciones de amor y canciones de socialismo, el romance gitano se mezcla con las odas a los trabajadores, ¿y es que no se pueden mezclar ambas pasiones? La catarsis es clara. Marx es amor.

Componentes:  Philip Ingemann (Batería); Lukas Sherfey (Guitarra y voz / Vocal);
Sebastian Page (Bajo);

Otis Redding – Otis Blue/ Otis Redding Sings Soul

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: Otis Redding Álbum: Otis Blue/Otis Redding Sings Soul
Año de publicación: 1965 Sello: Stax Records

1. Ole Man Trouble
2. Respect
3. Change Gonna Come
4. Down in the Valley
5. I’ve Been Loving You Too Long
6. Shake
7. My Girl
8. Wonderful World
9. Rock Me Baby
10. Satisfaction
11. You Don’t Miss Your Water
Es posible que estemos ante uno de los álbumes más emblemáticos del Soul, uno de esos discos que siempre salen en las cargantes listas del tipo 100 discos que deberías escuchar antes de palmar. El éxito en este caso, es merecedor, hay galones, no solamente Otis Redding se encuentra en un momento excepcional, detrás tiene toda una infraestructura musical a su servicio, Stax Records.
Entonces las discográficas tenían sus propios estudios y músicos en nómina, de ahí que sean tan reconocibles los estilos en función del sello. La talla de los artistas con los que Stax contaba, era a tener en cuenta, Booker T and the MG’s, The Mark-Keys en la sección de vientos e Isaac Hayes como pianista y productor. Capitaneados por la voz de Otis Redding no es de extrañar que protagonizaran una época dorada que concluyó estrepitosamente con la muerte de este.
El disco se produce en estado de gracia, los músicos se encuentran en plena forma y con un rodaje tremendo. Se graban las once canciones en veinticuatro horas, esto solo es posible con un nivel de compenetración altísimo. Uno de los temas más emblemáticos, Respect, fue escrito en un solo día, en palabras de Otis Redding “me llevó un día escribirlo, veinte minutos para organizarse, y una toma para grabarlo”. Aunque cuenta con tres composiciones originales, el resto del disco, loforman canciones populares de R&B pasadas por el tamiz del sonido Memphis. Entre ellas se encuentran tres canciones escritas por Sam Cooke, que había muerto meses antes tiroteado en un hotel de California. Las vidas de los artistas del soul, bien darían para tragedia griega.

Entre dimes y diretes, el álbum tenía todos los ingredientes para convertirse en un bombazo, y así fue, llegando a ser un icono de la música popular, sus temas perviven a día de hoy en la memoria. Incluso si nunca lo has escuchado, haz la prueba, verás como eres capaz de tararear la mitad de los temas.
.
Componentes: Otis Redding: (voces); Steve Cropper (guitarra); Donald “Duck” Dunn:  (bajo); Booker T. Jones (teclados); Al Jackson, Jr (batería, productor) Isaac Hayes (teclados); Ralph Stewart (bajo); Elbert Woodson (batería); James “Jockey” Young  (guitarra); Joe Arnold (sexo tenor); Charles Packy Axton (saxo tenor); Robert Holloway: (saxo tenor); Andrew Love (saxo tenor); Robert Pittman (saxo tenor); Floyd Newman  (saxo barítono); Sammie Coleman (trompeta); John Farris (trompeta); Wayne Jackson (trompeta); Gene “Bowlegs” Miller (trompeta); Earl Sims (coros);

Billy Idol – Rebel Yell

Artista: Billy Idol Álbum: Rebel Yell
Año de publicación: 1983 Sello: Chrysalis Records

Enlace al Disco

1. Rebel Yell
2. Daytime Drama
3. Eyes without a face
4. Blue Highway
5. Flesh for fantasy
6. Catch my fall
7. Crank call
8. (Do not) Stand in the Shadows
9. The Dead next door

¿Te gusta Billy Idol?  Esta pregunta me la han hecho distintas personas en momentos distintos de mi vida, en un contexto en el que no venía muy a cuento, tal rareza me tiene consternado y bastante preocupado. No es que tenga nada en contra de Billy Idol, bueno igual si, pero la recurrente pregunta  me hace sospechar si hay algo detrás de este individuo que no conozca, o si se trata de una especie de contraseña para entrar en alguna sociedad secreta.

Lee más