¡Cuidado con los lunes!
En Sin Punkto Fijo dejamos un trallazo en forma de disco para comenzar la semana con algazara y alegría. Ya sabes… ¡un mundo feliz!

The Clash – Give’Em Enough Rope

Artista: The Clash Álbum: Give’em enough rope
Año de publicación: 1978 Sello: CBS

Escucha el disco. Click aquí.

1 – Safe European Home

2 – English Civil War

3 – Tommy Gun

4 – Julie’s in the drug squad

5 – Last gang in town

6 – Guns on the roof

7 – Drug-stabbing time

8 – Stay free

9 – Cheapskate

10 – All the young punks (new boots and contracts)

“When you lot get out, We’re gonna hit the town

We’ll burn it fucking down, to a cinder.”

(Cuando salgas, reventaremos la ciudad, la quemaremos hasta reducirla a cenizas)

Decían los antiguos que en el punto medio está la virtud, y en el medio de dos gigantes resuena Give ‘em Enough Rope, sin perder la rabía y la crudeza del debut The Clash (1977) y aportando una visión musical más allá del punk que culminaría en London Calling (1979).  Lee más

James Brown – Live at the Apollo

Escucha el disco. Click Aquí.

Artista: James Brown Álbum: Live at the Apollo
Año de publicación: 1963 Sello: King

1.     Introduction to James Brown and The Famous Flames (por Fats Gonder)
2.     I’ll Go Crazy
3.     Try Me
4.     Think
5.     I Don’t Mind
6.     Lost Someone
7.     Medley
8.     Night Train

He aquí, el Rey del Funk, el Padrino del Soul… el ayatollah del rock and roll… hay cien mil etiquetas para referirse a James Brown,  quedan muy bien si eres locutor de Radio 3 pero fuera de antena solo sirven para invocar al todopoderoso Dios de la vergüenza ajena.

En un despegue fulminante, James Brown y su banda llegan a la década de los sesenta con un curriculum tremendo, no solo por los éxitos de sus singles como Please, Please, Please, Think o Try Me, que desde su lanzamiento pasarían a ser emblemas del R&B, si no también por contar con uno de los directos más enérgicos y  bregados de la escena. Precisamente cuando hablábamos de Ike & Tina Turner, apuntábamos que se les llegaba a comparar con Brown por su fuerza sobre el escenario.

Ese nivel, no era gratuito, el grado de exigencia que aplicaba James Brown a sus músicos (y también a sí mismo) podía hacer sudar al mismo sargento de instrucción de la chaqueta metálica, no obstante, llegaron a dar hasta 300 conciertos al año. El Show estaba totalmente ensayado y estudiado, se trabajaba para cuidar el más mínimo detalle… la presentación, la introducción de la banda, la entrada de  Brown con los músicos ya en escena, el final con el Please, Please, Please y la retirada del maestro con la capa… todo era parte del espectáculo.

Esa reputación fue  clave para que James Brown decidiese, en contra de los consejos del sello discográfico, publicar un álbum en directo , pensaban que sería un fracaso ¿quién va a volver a pagar por canciones que ya han salido en Lp’s y singles? no contaron con que la esencia misma de la formación era el propio espectáculo y eso era lo que iba a explotar Live at the Apollo.

Los temas suenan muy distintos en directo. Cualquier artista, si se lo trabaja, conseguirá que en concierto sean el doble de buenos que en una grabación. Y es de lo que traté de covencer a King Records.

James Brown

Mientras la crisis de los misiles en Cuba mantenía en vilo al mundo, en el Apollo Theater de Harlem, se desplegaba la artillería del Soul ante 1500 espectadores desbocados. Son ya míticas las frases introductorias del MC Fats Gonder:

Thank you and thank you very kindly. It’s indeed a great pleasure to present to you at this particular time, nationally and internationally known as the Hardest-Working Man in Show Business, the man who sings I’ll Go Crazy! Try Me! You’ve Got the Power! Think! If You Want Me! I Don’t Mind! Bewildered! Million-dollar seller, Lost Someone! The very latest release, Night Train! Let’s everybody shout and shimmy! Mr Dynamite, the amazing Mr Please Please himself, the star of the show, James Brown and the Famous Flames!

Lo que sigue, mejor oírlo, una pieza fundamental del Soul y uno de los álbumes más exitosos del género. Se palpa el ritmo, la conexión con el público, el sudor… es un disco vivo, que late.  Transmite la magia del show. Vendería millones de copias, sonaría en las radios de todo el mundo, pero también influenciaría a muchos artistas y sería un espejo en el que mirarse para otras bandas. Wayne Kramer, de los MC5, reconoció que se inspiraron en él para grabar Kick out the jams y que su actitud sobre las tablas tenían la impronta de James Brown… eso sí pasándolo por un tamiz más lisérgico.


The Vibrators – V2

Haz click aquí para escuchar el disco

 Artista: The Vibrators Álbum: V2
Año de publicación: 1978 Sello: Epic

Pure Mania
Automatic Lover
Flying Duck Theory
Public Enemy No. 1
Destroy
Nazi Baby
Wake Up
Sulphate
24 Hour People
Fall in Love
Feel Alright
War Zone
Troops of Tomorrow

Un influjo oscuro y distópico envuelve a este álbum. Compuesto durante la estancia de la  banda en Berlín, la frontera entre dos mundos que se batían en un frágil equilibrio. Epicentro  de esa paz caliente o guerra fría. En ese contexto surge V2, haciendo alusión a los cohetes nazis que bombardearon Londres durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Eran sus canciones las que asolarían la capital?

Exponentes del punk inglés, Vibrators estuvieron en el meollo en la eclosión de las doscientasmil bandas que se sumaron a la ola del punkrock, cuando era lo que tocaba. Compartiendo escenario con The Clash, Damned o Sex Pistols, se quedaron unos peldaños por debajo, no por tablas, quizá porque no había pastel para todos y alguien se tenía que quedar fuera.

Su segundo disco era su apuesta definitiva, bajo la tutela de un sello potente como Epic Records, buscaban el despegue, llegó tibiamente, un single el top40 Automatic Lover y una aparición televisiva en Top Of the Pops. Pero el gran éxito nunca llegó, vinieron los ochenta, abandonaron Epic Records, y ya su pelea pasó a ser en el barro, pequeñas salas, giras eternas y un público más militante que masivo. El vagón de primera clase en el punk, ya estaba lleno.

V2 junto a Pure Mania, son sus estandartes, destacando en este los temas como Automatic Lover, Nazy Baby (con sección de cuerdas incluida), 24 Hour People, o la famosa Troops of Tomorrow, que dio nombre al popular disco de Exploited. No hacen falta muchas excusas para volver a escuchar a los Vibrators.

Componentes: Knox (Guitarra, teclados y voz); John Ellis (Guitarra, teclados y voz); Gary Tibbs
(Bajo y voz); John Eddie Edwards (Batería)

The Movement – Fools like you

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: The Movement Álbum: Fools Like You
Año de publicación: 2012 Sello: The Movement Records

We got Love

We got Hope

We got Marx!

En una Europa asolada por el cuñadismo, la extrema derecha y airbnb, surgen voces de esperanza. Desde un lugar recóndito dónde parece que nunca pasa nada, desde donde apenas nos llegan tenues rumores y la quejumbre de turistas decepcionados con la estatuilla de la sirena. Desde allí, desde Copenhague, en Dinamarca, escuchamos a The Movement, mod y socialismo, parkas y martillos.

Entre el punk y el revival mod, tal como hicieron The Jam en In the City, el sonido ’77, guitarras afiladas, rítmicas con el bajo imponiéndose, superponiendo la melodía. The Movement rescata ese sonido fresco, melódico actualmente defenestrado por el abuso de las compresiones.

Fools like you es álbum en sintonía, los daneses eliminan los temas skatalíticos que aparecían en anteriores trabajos, un acierto, porque realmente pegaban poco. Su disco más reciente y el más conseguido, una alegría encontrarse con bandas así, sonando como los clásicos, pero también marcando su estilo, con actitud.

Canciones de amor y canciones de socialismo, el romance gitano se mezcla con las odas a los trabajadores, ¿y es que no se pueden mezclar ambas pasiones? La catarsis es clara. Marx es amor.

Componentes:  Philip Ingemann (Batería); Lukas Sherfey (Guitarra y voz / Vocal);
Sebastian Page (Bajo);

Otis Redding – Otis Blue/ Otis Redding Sings Soul

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: Otis Redding Álbum: Otis Blue/Otis Redding Sings Soul
Año de publicación: 1965 Sello: Stax Records

1. Ole Man Trouble
2. Respect
3. Change Gonna Come
4. Down in the Valley
5. I’ve Been Loving You Too Long
6. Shake
7. My Girl
8. Wonderful World
9. Rock Me Baby
10. Satisfaction
11. You Don’t Miss Your Water
Es posible que estemos ante uno de los álbumes más emblemáticos del Soul, uno de esos discos que siempre salen en las cargantes listas del tipo 100 discos que deberías escuchar antes de palmar. El éxito en este caso, es merecedor, hay galones, no solamente Otis Redding se encuentra en un momento excepcional, detrás tiene toda una infraestructura musical a su servicio, Stax Records.
Entonces las discográficas tenían sus propios estudios y músicos en nómina, de ahí que sean tan reconocibles los estilos en función del sello. La talla de los artistas con los que Stax contaba, era a tener en cuenta, Booker T and the MG’s, The Mark-Keys en la sección de vientos e Isaac Hayes como pianista y productor. Capitaneados por la voz de Otis Redding no es de extrañar que protagonizaran una época dorada que concluyó estrepitosamente con la muerte de este.
El disco se produce en estado de gracia, los músicos se encuentran en plena forma y con un rodaje tremendo. Se graban las once canciones en veinticuatro horas, esto solo es posible con un nivel de compenetración altísimo. Uno de los temas más emblemáticos, Respect, fue escrito en un solo día, en palabras de Otis Redding “me llevó un día escribirlo, veinte minutos para organizarse, y una toma para grabarlo”. Aunque cuenta con tres composiciones originales, el resto del disco, loforman canciones populares de R&B pasadas por el tamiz del sonido Memphis. Entre ellas se encuentran tres canciones escritas por Sam Cooke, que había muerto meses antes tiroteado en un hotel de California. Las vidas de los artistas del soul, bien darían para tragedia griega.

Entre dimes y diretes, el álbum tenía todos los ingredientes para convertirse en un bombazo, y así fue, llegando a ser un icono de la música popular, sus temas perviven a día de hoy en la memoria. Incluso si nunca lo has escuchado, haz la prueba, verás como eres capaz de tararear la mitad de los temas.
.
Componentes: Otis Redding: (voces); Steve Cropper (guitarra); Donald “Duck” Dunn:  (bajo); Booker T. Jones (teclados); Al Jackson, Jr (batería, productor) Isaac Hayes (teclados); Ralph Stewart (bajo); Elbert Woodson (batería); James “Jockey” Young  (guitarra); Joe Arnold (sexo tenor); Charles Packy Axton (saxo tenor); Robert Holloway: (saxo tenor); Andrew Love (saxo tenor); Robert Pittman (saxo tenor); Floyd Newman  (saxo barítono); Sammie Coleman (trompeta); John Farris (trompeta); Wayne Jackson (trompeta); Gene “Bowlegs” Miller (trompeta); Earl Sims (coros);

Billy Idol – Rebel Yell

Artista: Billy Idol Álbum: Rebel Yell
Año de publicación: 1983 Sello: Chrysalis Records

Enlace al Disco

1. Rebel Yell
2. Daytime Drama
3. Eyes without a face
4. Blue Highway
5. Flesh for fantasy
6. Catch my fall
7. Crank call
8. (Do not) Stand in the Shadows
9. The Dead next door

¿Te gusta Billy Idol?  Esta pregunta me la han hecho distintas personas en momentos distintos de mi vida, en un contexto en el que no venía muy a cuento, tal rareza me tiene consternado y bastante preocupado. No es que tenga nada en contra de Billy Idol, bueno igual si, pero la recurrente pregunta  me hace sospechar si hay algo detrás de este individuo que no conozca, o si se trata de una especie de contraseña para entrar en alguna sociedad secreta.

Lee más

The Skatalites – Stretching Out

Artista: Skatalites Álbum: Stretching Out
Año de publicación: 1987 Sello: ROIR

Enlace al disco

1. Freedom Sounds
2. Bridge View
3. Latin Goes Ska
4. Tear Up
5. Guns of Navarone
6. Main in the Street
7. Come Dung
8. Big Trombone
9. Ska Ba
10. Road Block
11. Eastern Standard Time
12. Confucius
13. Lee Harvey Oswald
14. Black Sunday
15. Mood for Ska
16. Fidel Castro
17. El Pussy Cat

Es difícil ser tajante en esto de la música en cuanto a estilos o autorías, pero si  hablamos de Ska, la paternidad es cosa de Skatalites.

Ya por la década de los 50’s varios de sus miembros fundadores eran músicos respetados en la escena de Kingston, muy involucrados en los sonidos jamaicanos más presentes en aquel entonces, como el calypso y el mento. Estaban envueltos en los populares Sound Systems, esas fiestas callejeras en las que una furgoneta con un generador, unos altavoces y unos cuantos Dj, ponían el barrio patas arriba, es decir que si hubieses nacido en Jamaica, tu abuelo hubiera estado de rave antes que tú. En este contexto se forja el Ska, y aunque antes fui categórico en cuanto a su paternidad, he reconocer una parte de ella a Prince Buster, muy importante en todo este escándalo musical.

Lee más

Detroit Cobras – Mink Rat or Rabbit

Artista: Detroit Cobras Álbum: Mink, Rabbit or Rat
Año de publicación: 1998 Sello: Sympathy for the Record Industry

  1. Cha Cha Twist 02.
  2. I’ll Keep Holding On
  3. Putty (In Your Hands)
  4. Easier To Cry
  5. Bad Girl
  6. Summer (The Slum)
  7. Midnight Blues
  8. You Knows What To Do
  9. Can’t Do Without You
  10. Hittin’ On Nothing
  11. Out Of This World
  12. Chumbawa
  13. Breakaway

Lo de esta gente bien podría calificarse como arqueología musical, una labor que empieza por mancharse las manos de polvo, revolviendo en los cajones de saldo en tiendas de discos de segunda mano para acabar rememorando a grandes artistas del rhythm and blues.

La etiqueta de coverband nunca gustó a Detroit Cobras, y con razón, pues lleva implícita cierta connotación despectiva que no les hace justicia. Aquí no se ha ido a fusilar e imitar los temas de un artista de éxito, más bien al contrario, han buscado en lo más profundo de la música negra, rescatando temas que prácticamente estaban en el olvido, y los han pasado por el tamiz del garage, del garage al estilo Detroit claro.

Las canciones de Marvelettes, Shangri-Las, Shirelles, Irma Tomas o Gino Washinton parecen otras, en parte gracias a ese sonido guitarrero, sucio, que forma un cimiento sobre el que se asientan las composiciones, dando una uniformidad que lleva a pensar que efectivamente, los temas son propios.

El entorno influye, el ruido de Detroit, la ciudad del motor y de la música, hoy más silenciosa desde la deslocalización industrial, forjó un sonido característico en la década de los noventa, con bandas como White Stripes, Oblivians, Gories, Elvis Hitler… y Detroit Cobras tienden un puente entre ellos y el mítico sonido de la Motown.

Componentes: Rachel Nagy (Voz); Maribel (Mary) Ramirez (Guitarra y Coros); Steve Shaw (Guitarra y Coros); Jeff Meier (Bajo); Damian Lang (Batería y Coros)

 

The Stiffs – The Punk Collection

Artista: The Stiffs Álbum: The Punk Collection
Año de publicación: 1999 Sello: Captain Oi! Records

1 Inside Out
2 Kids on the Street
3 Brookside Riot Squad
4 Standard English
5 It’s Not Rock & Roll
6 Magic Roundabout
7 Affairs of the Heart
8 Nothing to Lose
9 Volume Control
10 Innocent Bystander
11 Crazy Mixed up Emotion
12 Love Is Last Year’s Thing
13 Goodbye My Love
14 (I’m Not) Sold on You
15 Tomorrow’s Still Alive
16 The Young Guitars
17 Yer Under Attack
18 (Bring on the) Chelsea Girls
19 Star Studded Sham
20 Girls All Over the World

The Stiffs se disolvieron sin llegar a publicar ningún álbum, aunque si dejaron una colección de singles que están entre lo mejor del punk británico de la época. El mítico locutor de radio de la BBC, John Peel, conocido por sus Peel Sessions, quedó cautivado con el tema Inside Out, pinchándolo constantemente y reconociendo posteriormente, que era una de sus canciones favoritas. Un honor nada desdeñable teniendo en cuenta la cantidad de bandas que había podido llegar a escuchar este tipo.

Se formaron en 1976 en la localidad de Blackburn, al norte de Inglaterra. Con tan solo catorce años sucumbieron ante el auge del punk, precisamente, el propio John Peel que años más tarde les elogiaría, tuvo bastante culpa, pues fue el clásico neat neat neat de los Damned, que sonó en su programa, el que les haría decantarse por este estilo.

No sería hasta el 79 cuando empezarían a lanzar sus primeros sencillos, como Standard English o Brookside Riot Squad. A pesar de un relativo éxito inicial, no llegaron a afianzarse, y una vez pasada la efervescencia inicial del punk, no pudieron adaptarse a una segunda oleada, una escena cada vez más underground, en la que su sonido más popero no cuajaba del todo con la velocidad y contundencia que ya traían bandas como Uk Subs.

Su disolución pasó sin pena ni gloria, en 1988, y ya prácticamente habían caído en el olvido cuando Captain Oi! a finales de los noventa, reeditó una compilación con sus singles, rescatando su legado y volviendo a situar a The Stiffs, en el circuito. Poco más tarde, animados por una actuación en un programa de televisión, decidieron reagruparse y volver a los escenarios, llegando incluso a lanzar su primer disco Innocent bystander con EMI.

Este Punk Collection es imprescindible para acercarse a los Stiffs, y disfrutar de grandes temas como Inside Out, Volume Control, Nothing to Lose o Brookside Riot Squad.

Componentes: Phil Hendriks (voz, guitarra); Ian ‘Strang’ Barnes (guitarra, voz), Tommy O’Kane (batería); ‘Big’ John McVittie (Bajo).

Ike & Tina Turner – It’s gonna work out fine

Artista: Ike & Tina Turner Álbum: It’s gonna work out fine
Año de publicación: 1963 Sello: Sue Records

1. Gonna Find Me a Substitute
2. Mojo Queen
3. Kinda’ Strange
4. Why Should I
5. Tinaroo
6. It’s Gonna Work Out Fine
7. I’m Gonna Cut You Loose
8. Poor Fool
9. I’m Fallin’ in Love
10. Foolish
11. This Man’s Crazy
12. Good Good Lovin’

La voz de Tina Turner es el tesoro del Soul. Hay en ella una fuerza e intensidad que parece salir de lo más profundo, de ese lado humano todavía sumido en lo salvaje, lo tribal. De ese lado oscuro y primitivo que Josehp Conrad retrató magistralmente en el Corazón de las Tinieblas.

El productor Phil Spector tenía claro que debía ser ella quien se pusiera al frente de su muro de sonido, esa fórmula de grabación donde la voz se debía de imponer a una barrera instrumental a golpe de carácter. Nadie mejor que Tina. Así quedó reflejado en la grabación del sencillo River Deep – High Mountain. En él, Ike Turner también aparece en los créditos, pero en realidad nunca participó en las grabaciones, de hecho Phil Spector llegó a pagarle 20.000 dolares a condición de que no se asomase por el estudio, sabía lo controlador y manipulador que era con Tina y no quería tenerlo por allí baboseando.

El disco que aquí tratamos, It’s gonna work out fine, el quinto de la discografía de Ike & Tina Turner, precede a la grabación con Phil Spector,  es un momento de gran intensidad, tanto artística como personal para el conjunto. En esa época, Tina comenzaba a sufrir los abusos, vejaciones y agresiones machistas por parte de su pareja, Ike, cuyo ego no podía digerir el ascenso de su compañera. Tal y como cuenta en su autobiografía, I, Tina, los abusos fueron constantes hasta que en 1976, armándose de valor, consiguió escaparse con lo puesto del hotel donde se alojaban, y con solo 36 centavos en el bolsillo, empezar una nueva vida.

En esa vorágine, el dúo había conseguido erigirse como una de las referencias del Rhythm and Blues. La potencia de sus directos, les situaba entre las bandas más fuertes del panorama (sin  nada que envidiar a titanes como James Brown). Con un ritmo de composición extenuante, como se puede comprobar en su discografía.

La escucha de It’s gonna work out fine permite acercarse a la primera etapa, la de Sue Records, con un sonido más crudo. Mojo queen, This man’s crazy o la primera composición letrística de Tina, Tinaroo. Derroche de soul y energía.

Componentes: Tina Turner; Ike Turner; The Kings of Rhythm (banda instrumental); The ikettes (coros);