R.I.P. PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Jorge Nocidio   

 

 

A finales de los 70, cuando la oleada punk llevaba sacudiendo el viejo continente desde hacía algún tiempo, el germen

comenzaba a extenderse por nuestra querida península, especialmente por el norte.


Grupos de chavales se juntaban con escasos medios y conocimientos musicales, entonces considerados “muy pobres” como para poder formar un grupo, para evadirse del ambiente desesperanzador que les rodeaba y, de paso, demostrar que la música tiene más secretos que el virtuosismo.


Eran tiempos en los que la mentira forzó analmente a la esperanza, y los RIP se dieron por enterados.


El grupo nació en Arrasate en el 81, inicialmente bajo el nombre “Doble cero” en el que se juntaron Portu, Txerra y Yul con una guitarra española de bajo, una eléctrica enchufada a un radiocasete, unos cojines haciendo de batería y una gran ingesta de alcohol. La entrada del cantante, Carlos “Mahoma”, vino poco tiempo después, justo cuando estaba hasta el hojaldre de ser solamente el furgonetero del grupo, antes habiendo dejado el grupo su anterior cantante, un tal Mallabi, del que solo oí hablar una vez y ,según esa fuente, sufrió un “exilio forzoso”.
Y así, y cogiendo las siglas más famosas del cementerio, comienza la andadura de este grupo con la sana intención de matar el aburrimiento y con la siguiente formación, que sería la mítica:

Txerra (batería)
Carlos “Mahoma” (voz)
Yul (guitarra)
Portu (bajo)

 

Bajo la influencia de Sex Pistols, Ramones y sobre todo de Discharge, RIP tuvieron la suerte de contar con bastantes

actuaciones desde un principio y, quizás eso es lo que les erigió como mito dentro del punk, aunque ellos no se lo tomaban muy en serio alegando que para ellos “punk y mito son incompatibles”.


Su primer trabajo se editó en 1984 con el nombre “Zona Especial Norte”, donde compartían repertorio con Eskorbuto, y salió con ayuda del conocido Kike Turmix.


Pero, al contrario de lo que pasaba con el gran número de conciertos que daban, la suerte en lo discográfico no les acompañaba. Si no supieron nada de la suerte de ZEN (Zona Especial Norte), el maltrato discográfico se agudizó con el primer y único LP de la banda en solitario de estudio “No te muevas”, que salió a la luz en 1987. Este álbum lo sacaron con Discos Suicidas, ya que se llevaban con Javi Destruye, pero este se piró del sello y a partir de ahí se sintieron engañados. Y no era para menos, ya que lo único que recibieron del sello respecto a su LP, fue una copia de este que le mandaron a cada uno y se acabó. Dejando de lado las movidas, decir que “No te muevas” es un disco sensacional e imprescindible en tu discoteca punk y sin el cual sería difícil comprender la actual escena, ya que RIP fue un grupo muy adelantado a su época.

 

Y si el tema discográfico no ha sido provechoso para la banda, tampoco lo fue, como decía Mahoma “sus incursiones en el mundo del hipódromo”. Como en muchas bandas de la época, el caballo hizo mella en RIP y los conciertos en los que algún componente no aparecía o encontraba complicado mantener la verticalidad, no eran raros, lo que nos privó con largos silencios, del directo caótico y desquiciante de esta formación.


La banda defendía su idea de que tocaban solamente por pasar el día con la basca en vez de ir a una disco, y se quejaban abiertamente del fenómeno “rock radical vasco” ya que solo llamaban a las 6 o 7 bandas de siempre y se lo ponían realmente difícil a las nuevas bandas, viciando el circuito musical de la zona por un negocio.


La carrera de RIP está cargada de altibajos y nunca se sentaron a decidir si lo dejaban o continuaban, y fue después de uno de estos silencios (uno de 2 años y pico) cuando los de Arrasate decidieron plasmar uno de sus directos con colaboración de la comisión Anti-sida de la que Txerra era miembro. Esto se llama “"Hiesari aurre egiten”, sale en Abril del 95 convirtiéndose en el 3er disco de esta banda, 2º en solitario y 1º en directo, y con el que querían quitarse una espina después de tantos conciertos desastrosos. Contiene la totalidad de las canciones de RIP más versiones en inglés de grupos como Cockney Rejects, Jon Spencer o Angelic Upstars, entre otros. Dejaron claro que RIP aún no había muerto.


Poco tiempo después, en 1997, Portu, el bajista de la banda, fue encontrado sin vida en su casa. Buscó la muerte.


A la muerte de Portu se sumó la de Carlos “Mahoma”, el conductor más killer del Islam, en Noviembre de 2003, con lo que dejaba al grupo sin la oportunidad de un posible reencuentro.


A finales de 2005, sale a la luz el Dvd “RIP: 25 años de historia viva del punk”, fruto del trabajo de dos periodistas de Arrasate, que recopilaron toda la información y documentos posibles sobre el grupo a modo de homenaje, y en el que participan Yul y Txerra, como también amigos de la banda, Fermín Muguruza, Paco Eskorbuto, etc.

RIP fue algo más que música, era el reflejo de una forma de vivir y también, con el tiempo, de morir; quizás, la banda punk más importante surgida en Guipúzcoa. Sus canciones rápidas y cortas marcaron a toda una generación como si de navajazos se tratasen y, aun hoy infinidad de grupos les versionean a modo de homenaje, homenaje a Portu y a Mahoma, a todos aquellos grupos que siguieron carreras paralelas en tiempos de heroína, drogas y sida que se llevaron por delante a muchos de los músicos, pero también de seguidores.

 
< Anterior   Siguiente >