The Vibrators – V2

Haz click aquí para escuchar el disco

 Artista: The Vibrators Álbum: V2
Año de publicación: 1978 Sello: Epic

Pure Mania
Automatic Lover
Flying Duck Theory
Public Enemy No. 1
Destroy
Nazi Baby
Wake Up
Sulphate
24 Hour People
Fall in Love
Feel Alright
War Zone
Troops of Tomorrow

Un influjo oscuro y distópico envuelve a este álbum. Compuesto durante la estancia de la  banda en Berlín, la frontera entre dos mundos que se batían en un frágil equilibrio. Epicentro  de esa paz caliente o guerra fría. En ese contexto surge V2, haciendo alusión a los cohetes nazis que bombardearon Londres durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Eran sus canciones las que asolarían la capital?

Exponentes del punk inglés, Vibrators estuvieron en el meollo en la eclosión de las doscientasmil bandas que se sumaron a la ola del punkrock, cuando era lo que tocaba. Compartiendo escenario con The Clash, Damned o Sex Pistols, se quedaron unos peldaños por debajo, no por tablas, quizá porque no había pastel para todos y alguien se tenía que quedar fuera.

Su segundo disco era su apuesta definitiva, bajo la tutela de un sello potente como Epic Records, buscaban el despegue, llegó tibiamente, un single el top40 Automatic Lover y una aparición televisiva en Top Of the Pops. Pero el gran éxito nunca llegó, vinieron los ochenta, abandonaron Epic Records, y ya su pelea pasó a ser en el barro, pequeñas salas, giras eternas y un público más militante que masivo. El vagón de primera clase en el punk, ya estaba lleno.

V2 junto a Pure Mania, son sus estandartes, destacando en este los temas como Automatic Lover, Nazy Baby (con sección de cuerdas incluida), 24 Hour People, o la famosa Troops of Tomorrow, que dio nombre al popular disco de Exploited. No hacen falta muchas excusas para volver a escuchar a los Vibrators.

Componentes: Knox (Guitarra, teclados y voz); John Ellis (Guitarra, teclados y voz); Gary Tibbs
(Bajo y voz); John Eddie Edwards (Batería)

The Movement – Fools like you

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: The Movement Álbum: Fools Like You
Año de publicación: 2012 Sello: The Movement Records

We got Love

We got Hope

We got Marx!

En una Europa asolada por el cuñadismo, la extrema derecha y airbnb, surgen voces de esperanza. Desde un lugar recóndito dónde parece que nunca pasa nada, desde donde apenas nos llegan tenues rumores y la quejumbre de turistas decepcionados con la estatuilla de la sirena. Desde allí, desde Copenhague, en Dinamarca, escuchamos a The Movement, mod y socialismo, parkas y martillos.

Entre el punk y el revival mod, tal como hicieron The Jam en In the City, el sonido ’77, guitarras afiladas, rítmicas con el bajo imponiéndose, superponiendo la melodía. The Movement rescata ese sonido fresco, melódico actualmente defenestrado por el abuso de las compresiones.

Fools like you es álbum en sintonía, los daneses eliminan los temas skatalíticos que aparecían en anteriores trabajos, un acierto, porque realmente pegaban poco. Su disco más reciente y el más conseguido, una alegría encontrarse con bandas así, sonando como los clásicos, pero también marcando su estilo, con actitud.

Canciones de amor y canciones de socialismo, el romance gitano se mezcla con las odas a los trabajadores, ¿y es que no se pueden mezclar ambas pasiones? La catarsis es clara. Marx es amor.

Componentes:  Philip Ingemann (Batería); Lukas Sherfey (Guitarra y voz / Vocal);
Sebastian Page (Bajo);

Otis Redding – Otis Blue/ Otis Redding Sings Soul

Haz click aquí para escuchar el disco

Artista: Otis Redding Álbum: Otis Blue/Otis Redding Sings Soul
Año de publicación: 1965 Sello: Stax Records

1. Ole Man Trouble
2. Respect
3. Change Gonna Come
4. Down in the Valley
5. I’ve Been Loving You Too Long
6. Shake
7. My Girl
8. Wonderful World
9. Rock Me Baby
10. Satisfaction
11. You Don’t Miss Your Water
Es posible que estemos ante uno de los álbumes más emblemáticos del Soul, uno de esos discos que siempre salen en las cargantes listas del tipo 100 discos que deberías escuchar antes de palmar. El éxito en este caso, es merecedor, hay galones, no solamente Otis Redding se encuentra en un momento excepcional, detrás tiene toda una infraestructura musical a su servicio, Stax Records.
Entonces las discográficas tenían sus propios estudios y músicos en nómina, de ahí que sean tan reconocibles los estilos en función del sello. La talla de los artistas con los que Stax contaba, era a tener en cuenta, Booker T and the MG’s, The Mark-Keys en la sección de vientos e Isaac Hayes como pianista y productor. Capitaneados por la voz de Otis Redding no es de extrañar que protagonizaran una época dorada que concluyó estrepitosamente con la muerte de este.
El disco se produce en estado de gracia, los músicos se encuentran en plena forma y con un rodaje tremendo. Se graban las once canciones en veinticuatro horas, esto solo es posible con un nivel de compenetración altísimo. Uno de los temas más emblemáticos, Respect, fue escrito en un solo día, en palabras de Otis Redding “me llevó un día escribirlo, veinte minutos para organizarse, y una toma para grabarlo”. Aunque cuenta con tres composiciones originales, el resto del disco, loforman canciones populares de R&B pasadas por el tamiz del sonido Memphis. Entre ellas se encuentran tres canciones escritas por Sam Cooke, que había muerto meses antes tiroteado en un hotel de California. Las vidas de los artistas del soul, bien darían para tragedia griega.

Entre dimes y diretes, el álbum tenía todos los ingredientes para convertirse en un bombazo, y así fue, llegando a ser un icono de la música popular, sus temas perviven a día de hoy en la memoria. Incluso si nunca lo has escuchado, haz la prueba, verás como eres capaz de tararear la mitad de los temas.
.
Componentes: Otis Redding: (voces); Steve Cropper (guitarra); Donald “Duck” Dunn:  (bajo); Booker T. Jones (teclados); Al Jackson, Jr (batería, productor) Isaac Hayes (teclados); Ralph Stewart (bajo); Elbert Woodson (batería); James “Jockey” Young  (guitarra); Joe Arnold (sexo tenor); Charles Packy Axton (saxo tenor); Robert Holloway: (saxo tenor); Andrew Love (saxo tenor); Robert Pittman (saxo tenor); Floyd Newman  (saxo barítono); Sammie Coleman (trompeta); John Farris (trompeta); Wayne Jackson (trompeta); Gene “Bowlegs” Miller (trompeta); Earl Sims (coros);

Hell or high water (2016). David Mackenzie

Hell or high water (2016). David Mackenzie

¿Os apuntáis a una buena historia de ladrones de bancos la cual no podría ser mas tejana… ?   ¡qué demonios!.

Un par de hermanos inician una serie de atracos a bancos, como en la época de John Dillinger, por una Texas pueblerina para salvar la pifia de la hipoteca de la granja familiar.

Esta claro que el realizador escocés David Mackenzie no para de crecer con cada nuevo proyecto, quien junto el guionista Taylor Sheridan (Sicario) quizás sean responsables  de una de las mejores películas del 2016.

Este western actualizado y revitalizado es algo más,  porque no deja de lado la crítica social a esas sucursales rurales que exprimen y dejan secos cual desierto tejano a todo aquel incauto que se aproximó a ellas en momentos de necesidad. Como comprenderéis la empatía que sentimos por esta pareja  de asaltadores de bancos es instantánea, logrando así que les acompañemos con sumo gusto por esta road movie rodada con unos magníficos planos de cinemascope. Esto funciona en parte a la química fraternal que  despiden estos dos personajes, dispares de carácter pero que se complementan a la perfección por la carretera de la redención que les espera, en especial el carismático y canalla  expresidario que representa Ben Foster, aunque su hermano mas sobrio en contrapunto llevado a cabo por Chris Pine no está nada mal.

Para quitarle hierro al drama no le falta un sentido del humor afilado que firmarían bien agusto los Coen o Tarantino, sobretodo en los momentos que aparece el crepuscular ranger Jeff Bridges con su marcado acento surueño junto a su compañero indio, intercambiandose pullas esterotipadas mientras van tras los pasos de estos dos figuras.

Rematamos la cinta con una banda sonora a cargo de Nick Cave. Qué más queréis…

Ficha IMDB

Bandas Alienígenas: Suicide

Alan Vega y Martin Rev, ambos nacidos en Brooklyn, comenzaron sus andanzas a principios de los años 70, afectados aún por recuerdos de algún concierto de The Stooges, y cuando el glam punk de los New York Dolls agitaba la escena. Pronto comenzaron a dar conciertos en garitos como Max’s Kansas City o CBGB, no teniendo siempre una buena acogida debido a una muy provocadora estética y actitud en escena.

Adoptaron el nombre de Suicide inspirándose en un comic de la saga Ghost Rider (que también les proporcionaría el nombre de una canción en su LP debut años más tarde), y según afirman, fue la primera banda que se auto-denominó como punk, incluyendo el término en un cartel que anunciaba un concierto suyo. El término ya había sido acuñado y utilizado años antes por algún redactor para referirse alguna banda garajera, como Question Mark & The Mysterians o los propios Stooges, pero al parecer era inédito su uso como etiqueta para la promoción de un concierto.

Lee más

Demasiado afilado para el Rock and Roll

Recuerdo que cuando Joe Strummer vino a mi casa me preguntaba la traducción de palabras como balcón. Aparecía en un libro de García Lorca que estaba leyendo. Me lo llevé a la calle y le enseñé un montón de ellos. Otro día entro en su habitación y me lo encuentro mirando sorprendido, y dándole vueltas, a una navaja que había comprado en el pasaje de Chinitas de Málaga. Hice gesto de cogérsela y me dijo: “¡No, que esto puede pinchar! ¡Esto es un chisme peligrosísimo, peligrosísimo!” No podía creer que se vendiera en plena calle y que todo el mundo llevara una en el bolsillo. Es una imagen un poco desmitificadora del Joe rockero.

Extracto del libro “The Clash” de Sagrario Luna

 

Billy Idol – Rebel Yell

Artista: Billy Idol Álbum: Rebel Yell
Año de publicación: 1983 Sello: Chrysalis Records

Enlace al Disco

1. Rebel Yell
2. Daytime Drama
3. Eyes without a face
4. Blue Highway
5. Flesh for fantasy
6. Catch my fall
7. Crank call
8. (Do not) Stand in the Shadows
9. The Dead next door

¿Te gusta Billy Idol?  Esta pregunta me la han hecho distintas personas en momentos distintos de mi vida, en un contexto en el que no venía muy a cuento, tal rareza me tiene consternado y bastante preocupado. No es que tenga nada en contra de Billy Idol, bueno igual si, pero la recurrente pregunta  me hace sospechar si hay algo detrás de este individuo que no conozca, o si se trata de una especie de contraseña para entrar en alguna sociedad secreta.

Lee más

Rampage (2008). Uwe Boll

Rampage (2008). Uwe Boll

El joven Bill, se está cansando de la presión paterna para que se vaya de casa y  de la situación socio-cultural que le rodea, por lo que ha decidido construirse una armadura de kevlar, adquiriendo también, por que no, unas cuantas armas y a ver que pasa .

Hay mucha controversia sobre la habilidad del realizador Uwe Boll que muchos consideran mediocre, pero en esta ocasión ha sorprendido a todos  ya que esta obra rebosa maestría, como diría el difunto Fary, esto es un melocontonazo, se nota que el guión también es suyo y se lo ha currado más.

La trama que puede parecer simple en un principio,  va adquiriendo gracia y un ritmo in cresendo hasta llegar a un final a mi parecer original. Está claro que es una película violenta, muy sádica en momentos puntuales (gratuita para algunos, para mí no, desde luego…jeje) y no por eso carece de puntos de humor negro y cierta crítica a la sociedad yankee. Para desarrollar la acción tira mucho de cámara en mano (hay quién se podría marear) dando esa textura de crudeza y realidad que busca.

También ayuda al triunfo de la cinta las respetables interpretaciones de actores no muy conocidos, destacando la del protagonista que sale bien parado de cargar con el peso de la tensión, cuya interiorización de la frialdad del personaje, como poco, inquieta. La película está libre de moral y así hay que verla para su pleno goce.

Ficha IMDB

Bandas Alienígenas: Nervous Eaters

 

Hoy os traemos una sesión exprés de Bandas Alienígenas, y es que de vez en cuando reseñaré grupos con una carrera discreta. Grupos que no llegaron a despegar del todo, o que simplemente se disolvieron en sus prometedores inicios. Son, no obstante, pequeños aperitivos que merece la pena reivindicar por contar con un puñado de temas molones.

El caso de Nervous Eaters, formados en Boston a mediados de los 70, es uno de ellos, siendo un conjunto que únicamente publicó tres singles y un larga duración en su corta vida hasta 1981, año en el que se disolvieron. Se reunieron posteriormente en 1986 para publicar un disco más, de cierta calidad pero que tampoco causó mucho revuelo.

Lee más